Desafío a la Unión Europea

Hungría presentará una enmienda constitucional para impedir la reubicación de refugiados en el país

El partido de Orbán tiene una amplia mayoría absoluta de dos tercios en el Parlamento, y además podría contar con el apoyo del ultraderechista Jobbik para aprobar la legislación

El presidente húngaro, Viktor Oban, asiste a una rueda de prensa tras el referéndum sobre la reubicación de refugiados en el país
El presidente húngaro, Viktor Oban, asiste a una rueda de prensa tras el referéndum sobre la reubicación de refugiados en el país - AFP
EFE Budapest - Actualizado: Guardado en:

El primer ministro de Hungría, el conservador Viktor Orbán, ha adelantado este martes en Budapest que presentará una enmienda constitucional para impedir que los refugiados sean «instalados» en el país sin el consentimiento de las autoridades. «En el referéndum (sobre el sistema de reubicación de refugiados de la Unión Europea) se ha formado una nueva unidad nacional», ha declarado Orbán a la prensa.

Después del referéndum, el primer ministro ya adelantó que planeaba presentar una enmienda a la Constitución para impedir la reubicación de refugiados en el país, dentro del sistema de cuotas ideado por la Unión europea (UE). El referéndum no alcanzó el quórum del 50 % para ser válido, ya que solo el 43,3 % de los votantes acudió a las urnas, pero el mismo domingo Orbán anunció que se registrará en la Constitución «la voluntad de la gente». «¿Quiere que la Unión Europea disponga, sin el consentimiento del Parlamento (de Hungría), sobre el asentamiento obligatorio de ciudadanos no húngaros en Hungría?», fue la pregunta a la que el Ejecutivo esperaba que los húngaros votasen con un «no». El 39,9 % de los votos fueron válidos y el apoyo de los «noes» fue del 98 %.

Orbán solo ha adelantado un borrador en el que se indica que «las personas sin derecho a libre circulación y residencia solo podrán ser reubicados mediante una decisión anterior y legal» de las autoridades húngaras y mediante trámites personalizados. Otro punto que Orbán ha destacado, y que se espera que se incluya en la Constitución, es que «se prohíbe la instalación (de personas) en grupo» en el país. Orbán ha agregado que la Constitución «se deberá modificar en cuatro aspectos», sin ofrecer más detalles.

El presidente del grupo parlamentario del gobernante Fidesz, Lajos Kósa, ha explicado que el partido presentará la propuesta al parlamento antes del 10 de octubre, para empezar el debate parlamentario el 17 del mismo mes. Kósa ha adelantado que se espera que el 8 de noviembre el Parlamento ya podrá votar sobre la enmienda, que así podrá entrar en vigor a mediados de noviembre.

El partido de Orbán tiene una amplia mayoría absoluta de dos tercios en el Parlamento, y además podría contar con el apoyo del ultraderechista Jobbik para aprobar la legislación. El Gobierno del país centroeuropeo se opone categóricamente al sistema de reubicación y Orbán ha prometido seguir su «lucha» contra las políticas migratorias de Bruselas. Según el sistema de cuotas de refugiados, Hungría, con 10 millones de habitantes, debía acoger a menos de 1.300 refugiados de los 160.000 que deben reubicarse en los 28 países de la UE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios