Internacional

El hombre que secuestró y encadenó a una mujer «como a un perro» confiesa siete asesinatos

Christopher Kohlhepp, de 45 años, ha sido detenido en Carolina del Sur (Estados Unidos) después de que el pasado jueves la policía encontrara a una mujer encadenada y encerrada en un contenedor de metal de su propiedad

Mató al novio de la víctima delante de ella y después le enterró. En el pasado, mató y enterró a otras dos personas, y mató a cuatro más en una tienda

Christopher Kohlhepp fue condenado por agresión sexual a los 15 años
Christopher Kohlhepp fue condenado por agresión sexual a los 15 años - EFE
ABC.ES/EFE Washington - Actualizado: Guardado en:

Un hombre detenido por mantener encadenada a una mujer en su propiedad en Carolina del Sur (EEUU) ha confesado ser el autor de siete asesinatos cometidos en la última década, informaron hoy medios locales.

Christopher Kohlhepp, de 45 años, fue arrestado el pasado jueves después de que agentes de la policía del condado de Spartanburg encontrasen a una mujer encadenada «como un perro» en el interior de un contenedor metálico, indicó el sheriff local, Chuck Wright.

Kohlhepp confesó haber matado a cuatro personas en una tienda de motocicletas en 2003, un crimen que permanecía sin resolver desde entonces. La mujer de una de las víctimas dijo que Kohlhepp era un consumidor enfadado que acudió a la tienda varias veces.

El asesino confeso también mostró a los agentes el lugar donde había enterrado a otras dos víctimas en su propiedad, donde previamente se había hallado otro cadáver.

Víctimas enterradas

«Si no fuera porque Dios contestó a nuestras oraciones y porque interrogamos a Todd, no sé si se habría resuelto ese caso», dijo el sheriff Wright, según «The Chicago Tribune», sobre el cuádruple asesinato cometido en un tienda de motocicletas de Chesnee (Carolina del sur) hace 13 años.

El sheriff explicó que Kohlhepp también les mostró el sábado el lugar en el que enterró a otras dos de sus víctimas en su propiedad cerca de Woodruff.

El detenido, que permaneció al menos una hora en su propiedad cerca de Woodruff, y donde enterró a dos víctimas, estuvo esposado y vestido con un mono de color naranja, y tuvo una actitud «muy colaboradora» con la policía, dijo Wrigth.

El viernes, la policía había encontrado el cuerpo de un hombre, identificado como Charles Carver, de 32 años, el novio de la mujer hallada el jueves en el contenedor metálico.

Carver y la mujer desaparecieron a finales de agosto y las últimas señales conocidas de sus teléfonos móviles condujeron a los investigadores hasta la propiedad de Kohlhepp. La mujer le dijo a los agentes que este sujeto había matado a su novio delante de ella.

La guarida del monstruo

Kohlhepp salió de la prisión de Arizona en 2011. Con 15 años, fue detenido por violar a una niña de 14 y por amenazarla con un arma. Además, dijo que mataría a sus hermanos si llamaba a la policía. Sin embargo, eso no le impiidó conseguir una licencia de armas y fundar una empresa.

Tal como ha informado el «Chigaco Tribune», Scott Waldrop, vecino de Kolhepp durante casi 22 años, dijo que pensó que el asesino confeso era un auténtico «preparacionista», una persona que se prepara, en muchos casos de forma desmesurada, para una hipotética guerra o catástrofe mediante la construcción de búnkeres y aprovisionándose con suministros. Le gustaba su privacidad, pero no «parecía ser una auténtica amenaza».

Waldrop vio el contenedor donde se encontró a la mujer encadenada, pero entonces estaba lleno de agua embotellada y latas de conserva. Una vez que compró su propiedad junto a la de Kohlhepp, este puso una valla alrededor, carteles para prohibir el paso, cámaras para ciervos y trampas para osos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios