Internacional

El 60 por ciento del centro de refugiados de Moria ha quedado destruido por el incendio provocado

Entre 3.000 y 4.000 emigrantes han sido evacuados huyendo de las llamas

Varios emigrantes huyen del campo de Moria tras desatarse un incendio provocado
Varios emigrantes huyen del campo de Moria tras desatarse un incendio provocado - EFE
AGENCIAS - @abc_es - Actualizado: Guardado en:

Cerca del 60 por ciento del centro de refugiados e inmigrantes de Moria, en la isla griega de Lesbos, ha quedado destruido por el incendio registrado en la noche del lunes y que obligó a evacuar a unas 4.000 personas que se encontraban en las instalaciones, según ha informado un mando de la Policía griega.

Bajo condición de anonimato, el mando policial ha dicho que los daños son «extensos» y que las tiendas y los contenedores han quedado calcinadas. Muchos de los residentes del campo volvieron cuando se extinguieron las llamas. Un mando de la Policía en Atenas ha dicho que se han enviado a Lesbos dos equipos de agentes antidisturbios.

Todavía se desconoce cómo se originó el fuego pero los medios de comunicación griegos han indicado que habría comenzado por un enfrentamiento entre migrantes tras las especulaciones sobre el inicio inminente de un proceso de deportación a Turquía.

Según el diario griego 'Kathimerini', tras el incendio, algunos de los refugiados e inmigrantes se dirigieron a la localidad de Moria para intentar quedarse allí y varios residentes se lo impidieron, lo que les llevó a trasladarse a pie otros 25 kilómetros para llegar hasta Mytilene, la capital de la isla.

Las tensiones en los campamentos y centros de refugiados en las islas griegas han aumentado en los últimos meses por el lento avance de los procesos de evaluación de las solicitudes de asilo y las duras condiciones que se viven en las instalaciones.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha asegurado que el incendio está relacionado con las malas condiciones de los campamentos y la incertidumbre que parecen los inmigrantes. «No saben si se tramitarán sus solicitudes de asilo. Algunas personas creen que no tienen suficiente información», ha señalado Roland Schoenbauer, portavoz de ACNUR en Grecia, según informa Reuters. «La gente está cansada de tanto esperar», ha añadido.

Miles de personas

«Entre 3.000 y 4.000 personas han huído del campo de Moria», ha declarado a la agencia AFP una fuente policial, que subrayó que el viento había alimentado más todavía las llamas. Además, las autoridades se vieron obligadas a evacuar a 150 niños que no contaban con ningún acompañante. Esta misma fuente indicaba no tener «ninguna duda» del carácter intencionado del incendio.

Desde hace días la tensión entre los habitantes de Lesbos y los refugiados no deja de crecer tras extenderse la sospecha de que el Gobierno trata de abrir otro campo más en la isla, que en estos momentos acoge a 5.650 migrantes en unas instalaciones preparadas para 3.500.

Tensión creciente

Durante el lunes estallaron diversas peleas entre refugiados y migrantes de distintas nacionalidades en el campo de Moria, una de ellas al menos, según la prensa local, después de que se extendiera el rumor de inminentes deportaciones masivas.

Por la mañana alrededor de 300 refugiados escaparon de dicho campo y trataron de celebrar una marcha de protesta en la ciudad, pero fueron detenidos por la Policía y se vieron obligados a regresar al campamento.

300 refugiados intentaron escapar del campo por la mañana y celebrar una marcha en la ciudad

Desde hace días también ha crecido la tensión entre los habitantes de Lesbos tras extenderse la sospecha de que el Gobierno trata de abrir otro campo más en la isla, que en estos momentos acoge a 5.650 migrantes en unas instalaciones preparadas para 3.500.

Ayer el alcalde de la isla, Spyros Galenós, pidió a las organizaciones no gubernamentales que operan en el campo de refugiados municipal de Kara Tepé que abandonen las instalaciones acusándolas de «colaborar» en la instalación del supuesto nuevo campamento.

Militantes del partido neonazi Amanecer Dorado, que participaban en una protesta de 400 vecinos hoy en Mitilene, la capital de Lesbos, agredieron hoy a tres estudiantes hiriendo una de ellas, voluntaria allí.

La semana pasada se vivieron episodios de tensión entre vecinos y refugiados en otras zonas del país, como en la isla de Quíos, donde un grupo de manifestantes se enfrentó a la policía y se aproximó a un centro de refugiados cantando el himno nacional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios