Internacional

El Gobierno sirio y la oposición negocian la rendición de varios distritos de Alepo

Tratan de alcanzar un acuerdo similar al logrado en las últimas horas en las localidades de Al Hameh y Qudsaya

Estado en el que se encuentra actualmente la ciudad vieja de Alepo, tras los bombardeos del régimen
Estado en el que se encuentra actualmente la ciudad vieja de Alepo, tras los bombardeos del régimen - REUTERS
MIKEL AYESTARAN Corresponsal En Jerusalén - Actualizado: Guardado en:

Al margen de los contactos internacionales para lograr un alto el fuego, Gobierno de Siria y grupos de la oposición negocian la rendición de varios distritos del este de Alepo, parte de la ciudad bajo control opositor desde el verano de 2012, según informó el portal progubernamental Al Masdar. Una delegación del régimen se reunió con opositores para alcanzar un acuerdo similar al logrado en las últimas horas en las localidades de Al Hameh y Qudsaya, a unos 20 kilómetros al noroeste de Damasco, desde las que las facciones rebeldes partieron en autobuses a la provincia de Idlib, bajo control del Frente Fatah Al Sham, brazo de Al Qaida en Siria. Lo mismo ocurrió antes en Homs o Daraya, aunque la diferencia en Alepo es la fuerte presencia de civiles, 270.000 según la ONU. La parte oriental está cercada por el Ejército, que desde hace dos semanas mantiene abierta una ofensiva que en las últimas 72 horas deja otros 150 muertos tras la reanudación de los bombardeos aéreos, según denunciaron los equipos de rescate.

La evacuación de combatientes se ha convertido en una estrategia cada vez más extendida en Siria y el Estado Mayor ruso se sumó a la iniciativa en Alepo garantizando «la salida segura de los combatientes con armas, el paso de los civiles de la parte oriental de Alepo y su retorno, y también el suministro de ayuda humanitaria», declaró el general Serguéi Rudskói. En respuesta a las acusaciones de «crímenes de guerra» por su bombardeos contra zonas civiles, el oficial ruso subrayó que «la aviación rusa efectúa ataques precisos contra objetivos elegidos previamente fuera de los márgenes de la ciudad de Alepo y de las zonas residenciales».

El avance del Ejército sirio no sería tan firme sin la cobertura aérea rusa y el cambio de estrategia de Turquía, cuya frontera a menos de 40 kilómetros de Alepo era hasta ahora el principal punto de suministro para los opositores. En una entrevista concedida al diario ruso 'Komsomolskaya Pravda' el presidente Bashar al Assad confesó que «el nuevo acercamiento entre Turquía y Rusia es la única esperanza de Siria de que Rusia logre cambiar la política turca», un cambio que pondría fin a cinco años de ruptura en los que Ankara apostaba por derrocar a Assad.

Ayuda humanitaria

La guerra avanza y las necesidades son cada vez mayores entre la población civil, sobre todo en los lugares cercados por Ejército u oposición. Naciones Unidas informó de la aprobación por parte de las autoridades sirias del plan de ayuda para octubre y podrán acceder a 25 de las 29 áreas de difícil acceso que hay a lo largo del territorio sirio. Damasco, eso sí, rechazó la solicitud de proporcionar asistencia en la región este de Alepo, informaron fuentes diplomáticas a la agencia Reuters. Los cercos se han convertido en un arma de guerra efectiva y el Gobierno presiona para lograr la rendición de los grupos armados presentes en Alepo. El organismo internacional cuenta con un nuevo responsable humanitario para Siria, tras el reciente nombramiento del jordano Ali al Zaatari, que ya se encuentra en Damasco.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios