Imagen de las protestas que se han desatado en Nicaragua y han dejado un saldo de 30 muertos - AFP

Estados Unidos retira a las familias de su personal diplomático en Nicaragua

El Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) ha acordado revocar las dos resoluciones que sirvieron como detonantes a las protestas

Actualizado:

Estados Unidos ha ordenado este lunes evacuar a las familias de su personal diplomático en Managua, debido a los disturbios que se han desatado por la violenta represión de las protestas contra la reforma de la seguridad social ideada por el Gobierno de Daniel Ortega, que sufre su peor crisis política en años.

El Departamento de Estado ha emitido un comunicado en el que ordena la salida de Nicaragua de los familiares y autoriza la salida de su propio personal.

Washington ya emitió el pasado sábado una alerta de viaje para Nicaragua en el que aconsejaba a losestadounidenses a no viajar a la nación centroamericana y a los que ya se encuentran allí a extremar las precauciones.

En concreto, ha prohibido al personal gubernamental en Managua usar el transporte público e ir a «club de caballeros«. «Se les requerirá una autorización especial para viajar a la región autónoma del norte y el sur del Caribe», ha explicado.

«Hay manifestaciones a diaria, a veces sin previo aviso, y algunas acaban con muertos y heridos» debido al uso de munición real, balas de goma y gas lacrimógeno por parte de las fuerzas de seguridad. Además, ha apuntado que «se han producido actos de vandalismo e incendios».

«La capacidad para comprar comida o combustible puede verse limitada», así como el acceso al aeropuerto internacional de Managua, ha advertido. De hecho, ha subrayado, tanto el Gobierno de Nicaragua como la Embajada estadounidense «ya han visto limitada la asistencia que pueden dar».

Al menos ocho personas han muerto y cientos han resultado heridas en una semana de protestas contra, según Cruz Roja. Ortega ha dado marcha atrás en la reforma de la seguridad social y ha ofrecido un diálogo para pactar una nueva pero sus interlocutores han exigido antes el fin de la represión, la liberación de los detenidos y libertad de prensa.