Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar
Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar - EFE

Gibraltar podría aplicar el Brexit a la carta, según su ministro principal Fabian Picardo

En una entrevista publicada por «The Independent», Picardo asegura que «está claro que tenemos un veto sobre el Brexit» y añadido que «podremos decidir si los aspectos de lo que se acuerde se aplicarán en Gibraltar o no»

LondresActualizado:

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha asegurado este martes que la Constitución del Peñón permite a la colonia no aplicar en su territorio los puntos de los acuerdos del Brexit que puedan causarle perjuicios.

En una entrevista al diario británico «The Independent», Picardo ha afirmado que «está claro que tenemos un veto sobre el Brexit para Gibraltar, en Gibraltar». En este sentido, ha añadido que «podremos decidir si los aspectos de lo que se acuerde se aplicarán en Gibraltar o no».

Según el diario, Picardo se ampara en lasección 47(3) de la Constitución de Gibraltar, que da a sus instituciones autonomía en asuntos como la regulación empresarial y los servicios sociales.

En la colonia británica el resultado del referéndum del Brexit fue abrumadoramente a favor del «Remain» (quedarse en la UE), con un 96%. Su ministro principal es partidario de un segundo referéndum sobre los términos finales de los acuerdos entre Reino Unido y la UE.

Así, aunque ha admitido que es complejo, pero cree que hay «legitimidad democrática» para un segundo referéndum cuando estén aprobados los futuros acuerdos. «Sería absolutamente correcto, adecuado y justo», ha argumentado.

Escocia y Gales

Picardo ha confiado en un buen acuerdo entre Londres y Bruselas, pero su preocupación es que éste se traduzca en beneficios económicos como los que tiene Reino Unido por pertenecer a la UE. 'The Independent' apunta que las palabras de Picardo pueden alentar posiciones similares por parte de los líderes políticos de Escocia y Gales.

Un portavoz del Gobierno británico consultado por el diario ha señalado que esa Constitución, que data de 2006, supone «una relación moderna y madura entre Reino Unido y Gibraltar» y que el Peñón tiene «una vigorosa democracia parlamentaria propia y es responsable de todo salvo los asuntos exteriores, la defensa, la seguridad interior y algunos nombramientos».

Por otro lado, Picardo ha dicho ser más optimista sobre la posibilidad de que el Brexit permita a Gibraltar nuevos mercados, fuera de la UE, para sus industrias de servicios financieros, juego online y seguros, concretamente en los países con los que Reino Unido quiere hacer negocio: China, Nueva Zelanda, Australia, India, Estados Unidos y Canadá. «Estos países representan 2.000 millones de personas y los de Europa realmente no han sido nuestros clientes», ha argumentado.