El líder del PSD, Passos Coelho, abandona la sala de prensa tras las elecciones locales del domingo en Portugal
El líder del PSD, Passos Coelho, abandona la sala de prensa tras las elecciones locales del domingo en Portugal - Efe

Fuerte presión sobre Passos Coelho para que deje de ser líder de los conservadores portugueses

El PSD se reúne de urgencia después de su fracaso en las elecciones municipales

Actualizado:

Vuelan los cuchillos en las altas instancias de los conservadores portugueses. La catástrofe de los paupérrimos resultados del PSD en las elecciones municipales convierte al presidente del partido, el ex primer ministro Pedro Passos Coelho, en blanco de las críticas internas, con diversos sectores aflorando prestos a tomar el relevo.

La guerra ha estallado en la lisboeta Rua Sao Caetano, sede central de los socialdemócratas y el Consejo Nacional ha preferido convocar una reunión urgente fuera de estos dominios en la zona de Lapa. Sí, porque la cita se celebra en la noche de este martes 3 de octubre en el Hotel Sana, junto a la neurálgica Plaza Marqués de Pombal, a partir de las 22.00 horas.

La presión sobre Passos Coelho para que se aparte del liderazgo resulta asfixiante. Tanto que incluso sus acólitos tratan de convencer al continuista Luís Montenegro para que tome las riendas, aunque él tenía pensado inicialmente aguardar hasta después de las elecciones legislativas de 2019.

Una de las voces más autorizadas de la formación, la exministra Manuela Ferreira Leite, ha declarado que «Passos ya no tiene condiciones» como capitán del barco conservador, toda vez que el PSD ha quedado en cuarto lugar en el Ayuntamiento de Lisboa. De hecho, no solo ha sido barrido por los socialistas, sino también por Assunçao Cristas desde el flanco aún más derechista del CDS.

El exalcalde de Oporto Rui Rio, posible sustituto

La veterana Ferreira Leite ya se ha puesto manos a la obra para catapultar a Rui Rio a la primerísima fila, consciente de que el exalcalde de Oporto se encuentra en plena madurez política y acumula un perfil de líder que no abunda en otros posibles aspirantes.

Varios pesos pesados más le respaldan, como Ângelo Correia o Morais Sarmento, aunque las nuevas generaciones le consideran demasiado «mayor» por sus 60 años y prefieren apostar por Hugo Soares, hoy líder de bancada parlamentaria.

¿Puede haber sorpresas de madrugada, cuando termine el previsiblemente tenso encuentro? Passos Coelho, que atraviesa un difícil momento personal porque su mujer sufre la embestida del cáncer por segunda vez, se afana en transmitir una imagen de serenidad, pero a duras penas lo consigue.

Hace solo dos años triunfó en los últimos comicios legislativos, pero la falta de mayoría absoluta lo condenó a ser presa de las garras socialistas, que le hincaron el diente apoyados por la izquierda radical a través de una moción de censura. Desde entonces, su deriva resulta patente.