Internacional

Francia y Alemania temen ciberataques rusos durante sus elecciones

Moscú ya ejerce, desde hace años, una influencia creciente en las opiniones públicas occidentales, a través de campañas publicitarias e «informativas»

Francia y Alemania temen ciberataques rusos durante sus elecciones
JUAN PEDRO QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

Los servicios de seguridad franceses y alemanes temen ciberataques rusos destinados a intentar «influir» en el resultado de las próximas elecciones presidenciales y legislativas, francesas y alemanas.

Guillaume Poupard, director de la Agencia Nacional de Seguridad de los sistemas de información (ANSSI), declara al vespertino Le Monde: «Todo parece sugerir que Moscú intentó influir en la reciente elección presidencial norteamericana».

Citando, igualmente, a Bruno Kahl, el nuevo hombre fuerte de los servicios de inteligencia alemanes, Le Monde cree posible afirmar: «Hay indicaciones fiables que parecen confirmar que los ciberataques rusos estaban destinados a crear la incertidumbre política en los EE. UU.» ¿Pudieron influir esos ciberataques en la elección de Donald Trump?

Las demandas oficiales de varios senadores norteamericanos, demócratas y republicanos, pidiendo una investigación oficial, sospechando una «agresión activa», lanzada desde Moscú, agravan las sospechas francesas y alemanas, cuando las presidenciales francesas, la próxima primavera, y las legislativas alemanas, el otoño 2017, se anuncian determinante para el futuro de los nuevos equilibrios diplomáticos europeos.

En el caso francés, los dos candidatos favoritos de la próxima elección presidencial, François Fillon (derecha) y Marine Le Pen (extrema derecha) son velados partidarios de un «reequilbrio» diplomático favorable a Putin. Por el contrario, Alain Juppé, candidato conservador, eliminado, y Manuel Valls, primer ministro (presunto mejor candidato del PS), son mucho menos sensibles a las «sirenas» de Moscú.

Moscú ya ejerce, desde hace años, una influencia creciente en las opiniones públicas occidentales, a través de campañas publicitarias e «informativas» que encuentran un cierto eco en numerosos medios de opinión.

París y Berlín han trabajado de manera muy activa en la construcción de un sistema de seguridad europeo contra los ciberataques. Pero ese proyecto, en curso de elaboración, solo afronta el riesgo de ciberataques contra los intereses esenciales del Estado. Los ciberataques lanzados durante la reciente campaña electoral norteamericana ponen de manifiesto que, en verdad, sindicatos, partidos políticos y opinión pública, son blancos privilegiados, a través de los nuevos métodos de «influencia» y «presión», a través de las nuevas tecnologías.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios