Assange se dirige a los medios desde la embajada ecuatoriana, rodeada por policías británicos - AFP

La Fiscalía sueca mantiene los cargos de violación contra Julian Assange

Las autoridades del país preparan una petición para interrogar al fundador de Wikileaks en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde permanece recluido desde julio de 2012

CopenhagueActualizado:

La fiscal general sueca, Marianne Ny, ha emitido un comunicado en el que reitera su intención de interrogar a Julian Assange a pesar del informe de Naciones Unidas que condenaba a Suecia por su «detención arbitraria». «En relación con el informe que se hizo público la pasada semana, me gustaría manifestar que no cambia mis apreciaciones anteriores en la investigación de este caso», explicó Ny este martes y añadió que en la actualidad está preparando una petición para interrogar a Assange en la Embajada de Ecuador en Londres. Una demanda que no se sabe si será rechazada por el propio Assange o por Ecuador.

Assange, que se enfrenta a una acusación por violación presuntamente cometida en agosto de 2010, había solicitado a Gran Bretaña y a Suecia que le permitieran abandonar la embajada de Ecuador en Londres donde se encuentra refugiado desde julio 2012, tras el pronunciamiento a su favor de un comité de expertos legales de Naciones Unidas. El grupo de trabajo de Detenciones Arbitrarias de este organismo, un panel de expertos independientes, consideró el pasado viernes que el australiano «había sido detenido de forma arbitraria por los gobiernos de Suecia y Gran Bretaña» y solicitó que se pusiera fin a su detención y se respetaran «su integridad física y su libertad de movimientos». Tras conocerse la resolución, Gran Bretaña indicó que tenía la obligación de arrestar a Assange mientras hubiese una orden de arresto europea, mientras que el ministerio sueco de exteriores manifestó a través de un comunicado que «el señor Assange es libre de abandonar la embajada cuando quiera y las autoridades suecas no tienen ningún control acerca de su decisión de permanecer allí».

El lobby feminista, en contra

El fundador de Wikileaks rechaza ir a Suecia para someterse a los tribunales de este país por miedo a ser deportado a Estados Unidos donde se enfrentaría a la acusación de haber filtrado miles de archivos militares de carácter secreto. Por su parte, el Lobby de Mujeres Suecas mostró su oposición a la declaración de los expertos de Naciones Unidas al considerar que habían situado los derechos de los posibles violadores por encima de los derechos de las mujeres violadas. «Es evidente que Naciones Unidas considera que las justicia de las mujeres que han sufrido abusos o violaciones es menos importante que la de un posible delincuente para caminar libremente por las calles», explicó Clara Berglund, secretaria general de la asociación al diario The Local.