Internacional

Fariñas acusa al régimen cubano de «guerra cibernética» para que dejase la huelga de hambre

El disidente asegura que La Habana creó una página web falsa del Parlamento Europeo en España, con una información ficticia, para incitarle a que abandonase la protesta

Guillermo Fariñas, durante una rueda de prensa en Madrid el pasado junio
Guillermo Fariñas, durante una rueda de prensa en Madrid el pasado junio - EFE·

El disidente Guillermo Fariñas ha acusado al régimen cubano de realizar una «guerra cibernética en toda línea» para conseguir que el pasado lunes abandonase la huelga de hambre de 54 días de duración en protesta por la violencia contra opositores y «cuentapropistas» (trabajadores del sector privado). Fariñas aseguró a ABC que La Habana llegó a crear una página falsa del Parlamento Europeo (PE) en España, envió sms falsos e incluso le llamaron haciéndose pasar por Martin Schulz, el presidente de la Eurocámara.

El periodista y psicólogo, premio Sajarov del PE 2010, decidió dejar la huelga de hambre y sed el lunes al creer que había sido invitado a Estrasburgo para expresar los motivos de su protesta y ser informado de que la Eurocámara había presentado una enmienda en la que exigía el fin de la represión contra los opositores, en el marco del acuerdo entre Cuba y la UE firmado en marzo. «Numerosas personas, entre ellas nosotros, fuimos engañados; al régimen no le convenía ni que siguiera la huelga ni que muriera».

Versión del PE en España

Pero esa enmienda nunca fue presentada. Se publicó en una página falsa creada en la plataforma digital Wordpress, para lo que «se plagió el logo y algunas de las noticias» del sitio web del PE en España, según explicó una portavoz de la oficina en Madrid. «Todavía no sabemos quién lo hizo, alertamos a los servicios jurídicos e informáticos del Parlamento en Bruselas», añadió.

Para Fariñas, toda esta trama ha demostrado la «capacidad de espionaje y de desestabilización de Cuba sobre países de Europa y América. Con tal de evitar un desenlace fatal, incurrieron en un delito cibernético internacional bajo investigación».

El disidente se encontraba este viernes en su casa de Santa Clara, en el centro de la isla, volviendo a la normalidad después de cerca de dos meses de ayuno. Ya podía tomar caldo y pronto puré. Explica que se está «recuperando físicamente de la huelga número 25 mientras se prepara psicológicamente para la 26». En 2010, después de 135 días de huelga (número 23), el régimen castrista excarceló a presos políticos enfermos.

El próximo reto de Guillermo «Coco» Fariñas es exponer en octubre ante la Eurocámara los motivos de su protesta. Schulz le ha hecho llegar el mensaje de que «como premio Sajarov, puede dirigirse al Parlamento cuando quiera, no necesita una invitación oficial».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios