Internacional

Las FARC ratifican el acuerdo de paz con Colombia y dejan las armas tras medio siglo de conflicto armado

«Informamos que los guerrilleros delegados han dado un respaldo unánime al acuerdo de paz», ha declarado el guerrillero colombiano Luciano Marín («Iván Márquez»)

Las FARC ratifican el acuerdo de paz con Colombia y dejan las armas tras medio siglo de conflicto armado
EFE - abc_es El Diamante (Colombia) - Actualizado: Guardado en:

La guerrilla de las FARC ha anunciado hoy que ha ratificado de manera unánime el acuerdo de paz alcanzado con el Gobierno colombiano y, de este modo, dejarán las armas tras 52 años de conflicto armado.

«Informamos que los guerrilleros delegados han dado un respaldo unánime al acuerdo de paz», dijo Luciano Marín Arango, «Iván Márquez», en una rueda de prensa tras la conclusión de su Décima Conferencia Nacional en El Diamante, un punto remoto en los Llanos del Yarí.

A la asamblea acudieron en total 207 delegados entre representantes de las diferentes unidades guerrilleras de todo el país y miembros del Estado Mayor Central de las FARC. Todos ellos mostraron su apoyo al acuerdo lo que «reafirma la cohesión interna» de las FARC, según Márquez.

«Se acabó la guerra, díganle a Mauricio Babilonia que ya puede soltar las mariposas amarillas», agregó el líder guerrillero en referencia al personaje de «Cien años de soledad», la novela del nobel Gabriel García Márquez. A continuación un grupo numeroso de los periodistas reunidos en el recinto donde se hizo el anuncio, muchos de ellos de medios alternativos, iniciaron una salva de aplausos y vítores.

En medio del entusiasmo generado, «Márquez» envió un mensaje a un grupo de disidentes del Frente Primero que hace dos meses anunció que no se acogerían al acuerdo de paz rubricado con el Gobierno el pasado 24 de agosto y que será firmado el próximo lunes en cartagena de Indias.

Varios líderes de la guerrilla se reunieron con los dirigentes de ese frente y, según pudo conocer Efe, los disidentes al mando fueron reemplazados por nuevos jefes que enviaron un representante a la Décima Conferencia Nacional Guerrillera.

Discrepancias

«A los compañeros que hicieron parte del Primer Frente, la Conferencia Guerrillera les dice que las FARC, en proceso de conversión a movimiento político legal, tiene sus puertas abiertas para acogerlos nuevamente como integrantes de una misma familia», leyó Márquez. De momento, ese reducto que opera en el departamento selvático del Guaviare, en el sureste del país, es el único que se ha mostrado en disidencia con las directrices de las FARC en cuanto a la paz.

Al inicio de la conferencia, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, recordó que la asamblea es el máximo órgano de toma de decisiones de la guerrilla y por tanto las conclusiones que emite son de seguimiento obligatorio. En la conferencia, los delegados reiteraron su confianza en el Estado Mayor Central y su Secretariado (mando colegiado de la guerrilla) y determinaron «la ampliación de dicha instancia a 61 integrantes», que actualmente tiene nueve, siete titulares y dos suplentes.

Esos nuevos líderes serán los responsables de pilotar el camino de las FARC hacia la paz que incluye la constitución de un movimiento político cuyo nombre y directrices aún no han sido anunciados. Para todo ello, Márquez explicó que en los «próximos meses» convocarán una reunión plena que también se encargará de «las tareas políticas por venir».

El jefe negociador, que compareció acompañado por otros ocho líderes guerrilleros, también quiso hacer hincapié en que «la reconciliación del país no deja ni vencedores ni vencidos. Ha ganado Colombia y ha ganado el continente, que la paz nos abrace a todos», subrayó.

Antes de desmontar el enorme campamento construido por las FARC en medio de la nada para albergar la conferencia, Timochenko dará un discurso de clausura. Hasta el lugar llegaron 25 invitados nacionales y extranjeros, como la exsenadora Piedad Córdoba, el legislador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Alirio Uribe o los militantes del partido independentista vasco Sortu, Urko Aiartza y Rufi Etxeberria.

Con la ratificación por parte de las FARC, el próximo paso es la firma de la paz que hará el lunes 26 de septiembre en Cartagena de Indias el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y Timochenko. Posteriormente, el acuerdo será sometido a consulta popular en un plebiscito que se celebrará el 2 de octubre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios