Internacional

Las FARC comienzan a cumplir los acuerdos por la paz y entregan su arsenal de explosivos a la ONU

La desmilitarización de la milicia es uno de los puntos centrales de los acuerdos

Guerrilleros de las FARC
Guerrilleros de las FARC - REUTERS
EFE - Actualizado: Guardado en:

Según lo previsto tras la firma de los acuerdos, las FARC comienzan a entregar su arsenal de explosivos a la ONU. La organización internacional ha desplazado a una misión especial para velar por el cumplimiento de los acuerdos.

«Todo esto ya comenzó, eso va a ocurrir, y los responsables de informar, que son la misión política especial de las naciones unidas, lo va a hacer», dijo Jaramillo en declaraciones a periodistas.

El comisionado no dio detalles sobre los explosivos entregados, pero medios locales informaron de que las FARC tenían previsto ceder dinamita, cordón detonante, explosivo anfo y granadas, entre otras.

El pasado lunes el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un acuerdo de paz que pone fin a más de medio siglo de conflicto armado.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció el pasado lunes que con la firma de la paz se activó la misión política especial de ese organismo para el monitoreo y verificación del cese al fuego y la dejación de armas por parte de la guerrilla.

La misión de la ONU, aprobada en enero pasado por el Consejo de Seguridad y respaldada de forma unánime por el Consejo de Seguridad, formará el componente internacional del mecanismo tripartito para supervisar el alto el fuego, en el que participan también representantes del Gobierno y de las FARC.

Las FARC piden perdón

Los líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias «Pastor Alape», e «Iván Márquez» han pedido perdón este jueves por la masacre de Bojayá en 2002, en la que murieron 117 personas.

Los dos miembros de la guerrilla se han trasladado al departamento de Chocó, donde han reiterado sus disculpas por el ataque, que además de los muertos --entre los que se encontraban medio centenar de niños--, obligó a 6.000 personas a desplazarse tras el lanzamiento de una bomba contra una iglesia.

«Pedimos que nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la era justa que tanto han anhelado los humildes de todos los rincones de Colombia», ha asegurado el jefe de la delegación de las FARC, según declaraciones recogidas por la emisora Caracol.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios