Vista de la exposición 'The Martyrs Museum' creada por el grupo de artistas daneses 'The other Eye of the Tiger' en la Galería de Arte Kunstquartier Bethanien de Berlín (Alemania)
Vista de la exposición 'The Martyrs Museum' creada por el grupo de artistas daneses 'The other Eye of the Tiger' en la Galería de Arte Kunstquartier Bethanien de Berlín (Alemania) - EFE
«Museo de los mártires»

Una exposición en Berlín equipara a los terroristas yihadistas con los mártires cristianos

En las redes sociales alemanas, se considera que equiparar a los terroristas con figuras históricas como Juana de Arco, el filósofo griego Sócrates o Martin Luther King es «un insulto a la memoria de las víctimas»

CORRESPONSAL EN BERLÍNActualizado:

«Dar la vida por la causa» es definido como «martirio» en esta exposición que ha levantado un gran revuelo en las redes sociales alemanas porque sitúa al mismo nivel moral y ético a los terroristas de Bruselas y París en 2016 que a San Esteban. «El objetivo de la exposición es mostrar al público una historia del martirio de una manera no sesgada», explica Henrik Grimbaeck, director del colectivo «The eye of the tiger» y autor de las obras expuestas. Grimbaeck defiende que «la idea del martirio depende mucho de un cierto contexto relevante».

No es la primera vez que este supuesto colectivo de artistas daneses, que lleva el nombre de una canción de los 80 del grupo americano Survivor, presenta a los terroristas como héroes.

Ya en abril de 2016 fueron desalojados por la policía danesa cuando presentaban una instalación en Copenhague en la que los hermanos Ibrahim y Khalid El-Bakraoui, los mismos que detonaron las bombas en Bruselas, eran homenajeados en una muestra en la que se presentaban sus pertenencias personales y sus ideales. Un miembro del partido en el poder, Diego Gugliotta, llamó a la policía y puso la denuncia personalmente por apología del terrorismo. «Sólo tratamos de presentar el martirio desde tantos puntos de vista como sea posible», explicó entonces otra de los supuestos artistas, Said Ida Nielsen Grarup.

En las redes sociales alemanas, sin embargo, se considera mayoritariamente que equiparar a los terroristas con figuras históricas como Juana de Arco, el filósofo griego Sócrates o Martin Luther King es, fundamentalmente, «un insulto a la memoria de las víctimas», aunque para lo único que ha servido hasta ahora la polémica es para dar una gran publicidad a la apertura de este «Museo de los Mártires» en la Casa Bethanien del distrito de Kreuzberg, un anitguo hospital prusiano de oscura historia nazi y que desde los años 70 funciona como espacio de trabajo y exposición para artistas alternativos.

La exposición aborda las vidas de Mohammed Atta, piloto de uno de los aviones que se estrellaron contra el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, o la historia de los hermanos Bakraoui, que acabaron con la vida de 35 personas en el aeropuerto de Bruselas en 2016, como continuadores de heroicidades o sacrificios reconocidos por la historia y cuyo único punto en común es la entrega de una vida de forma voluntaria.

En el Islam el término «mártir», o shajid en árabe, fue adaptado del cristianismo para denominar a alguien que «tuvo testimonio» (del verbo griego martiro, atestiguar) de la divinidad, trata de justificar Grimbaeck, que teoriza que, en el moderno terrorismo islámico, el término «mártir» se ha adaptado por los yihadistas y terroristas musulmanes para denominarse a sí mismos por sus acciones que realizan en nombre de Alá.

Ante la ola de indignación que ha causado la muestra, las autoridades locales de Berlín han declarado que no tienen nada que ver con esta exposición, inscrita en el festival «Viento del Norte» y que ningún fondo estatal se ha destinado a la misma. «El espacio ha sido alquilado por el grupo para presentar allí una exposición», ha aclarado un portavoz del ministerio local de Cultura.

«Mustafaï creía que tenía que sacrificarse en la lucha divina contra la cultura occidental», explica la audioguía de la exposición, los autores de la muestra quieren ampliar el concepto de mártir, explica por su parte Ricarda Ciontos de la organización de «Viento del Norte», que sí recibe subvenciones públicas, «lo que se pretende es una reflexión sobre la motivación». El argumento, según el político danés Gugliotta, «no se sostiene». Advierte además que «quien presenta a los terroristas como héroes, está ayudando a su legitimización y a impulsar a otras personas a seguir sus pasos y aceptar el terror como medio».