Atentado Londres Al menos 29 heridos tras una explosión en el metro de Londres

Varias personas han sufrido quemaduras después del incidente, que ha tenido lugar en la estación de Parsons Green

La estación de Parsons Green, en el suroeste de Londres, donde se ha producido el incidente - REUTERS
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Internacional

Al menos 29 personas han resultado heridas con quemaduras en el cuerpo este viernes después de una explosión en un vagón del metro de Londres, que la Policía está investigando como atentado, según ha confirmado el alcalde de la ciudad. Ninguno de ellos está grave. Un segundo explosivo habría sido desactivado, aunque por el momento no hay una confirmación oficial. El incidente, que se ha producido en la estación de Parsons Green, al suroeste de la capital británica, también ha provocado una estampida. El convoy se dirigía hacia el centro de la urbe.

Según informa el diario «The Guardian», las fuerzas de seguridad han puesto en marcha una operación para encontrar a la persona que ha depositado el explosivo en el vagón del metro. Los agentes están rastreando la red subterránea.

Los servicios de emergencias y la policía armada se han desplazado hasta el lugar de los hechos. Por seguridad, los agentes han prohibido el acceso a la zona de la estación de Parsons Green, lugar del suceso. Al parecer, en ese momomento, sobre las 08.21 hora local (07.21 GTM), cientos de pasajeros iba a bordo del metro, junto a muchos niños que se dirigían al colegio, según el medio «Metro». «Hemos enviado múltiples recursos al lugar, incluidos efectivos en coches, personal de ambulancias, oficiales de respuesta ante incidentes y un equipo de respuesta ante sustancias peligrosas», ha explicado en un comunicado la directora adjunta de Operaciones del Servicio de Ambulancias de Londres, Natasha Wills.

Fuente: Google Maps y BBC
Fuente: Google Maps y BBC- ABC

Varias estaciones de metro se han visto afectadas por el incidente. En Twitter, una fotografía muestra una bolsa con un cubo blanco quemado, del que salen algunas llamas, y que se considera el presunto origen de la explosión. El jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley, ha señalado que se trataría de un artefacto de fabricación casera. En estos momentos, miembros de los servicios secretos británicos MI5 colaboran en la investigación.

La primera ministra británica, Theresa May, presidirá esta tarde una reunión del comité de emergencia Cobra. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, también ha reaccionado, calificando al autor del incidente de «terrorisa perdedor».

Por su parte, el ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, ha pedido «calma» y ha subrayado la importancia de «no especular» sobre la naturaleza de la explosión. El jefe de la diplomacia del Reino Unido también ha añadido que la información disponible es «limitada» y ha pedido a la población que continúe con su vida normal. Sin embargo, el alcalde de la capital, Sadiq Khan, ha confimado que el incidente está siendo «tratado como terrorismo», y ha enviado un mensaje de ánimo a través de su perfil en la red social Twitter: «Como Londres ha probado una y otra vez, nunca seremos intimidados o derrotados por el terrorismo (...) Pido a los londinenses permanecer tranquilos». Además, ha señalado que la presencia de las fuerzas de seguridad se va a reforzar en la ciudad.

El diario «The Standard» recoge el testimonio de Daniel Holden, uno de los testigos del incidente: «Hubo un fuerte ruido, una ola de calor y un estallido de fuego». Otro de los pasajeros, del que no se da el nombre, ha explicado: «Cuando paramos en Parsons Green, vimos a la gente corriendo presa del pánico. Me dijeron que una mochila había explotado en la parte de atrás del vagón. Algunas personas estaban muy heridas».

Toda la actualidad en portada

comentarios