Internacional

Estados Unidos blinda militarmente a Israel durante diez años más

Obama aumenta la ayuda tras las quejas por la «amenaza» de su acuerdo con Irán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homónimo israelí, Bejamin Netanyahu, en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 9 de noviembre de 2015
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homónimo israelí, Bejamin Netanyahu, en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 9 de noviembre de 2015 - REUTERS
MIKEL AYESTARAN Corresponsal En Jerusalén - Actualizado: Guardado en:

Después de diez meses de negociaciones marcadas por las diferencias personales y políticas entre Barack Obama y Benjamin Netanyahu, Estados Unidos e Israel sellaron el miércoles un acuerdo de seguridad récord de 38.000 millones de dólares para la próxima década. Washington blinda al Estado judío de las amenazas que le rodean en la región con un nuevo Memorándum de Entendimiento (MOE) sobre asistencia militar que constituye «la mayor petición individual de asistencia militar bilateral en la historia de Estados Unidos», destacó el Gobierno de Obama a través de un escueto comunicado. El actual MOE expira en 2018 y supone una aportación anual de 3.000 millones de dólares anuales, pero Israel elevó su exigencia durante la negociación del nuevo tratado debido al acuerdo nuclear con Irán, país al que consideran su mayor amenaza, sobre todo desde el levantamiento de las sanciones por parte de la comunidad internacional.

El diario «Haaretz» detalla que 5.000 millones estarán destinados al escudo antimisiles, arma empleada por los israelíes para protegerse de los proyectiles que lanza Hamás desde Gaza o la milicia chií de Hizbolá, desde suelo libanés. Una de las novedades incluidas en el texto es que Israel se compromete a desembolsar todo el dinero recibido en material militar estadounidense, sin poder invertir una parte como hacía hasta ahora en su propia industria que ya está consolidada y es una de las mayores exportadoras de armas del mundo.

Al comienzo de las negociaciones la aspiración de Netanyahu era alcanzar los 45.000 millones, cifra que encontró la negativa de Obama, lo que congeló durante meses los contactos. Cuando parecía que Israel esperaría a pactar con el nuevo inquilino de la Casa Blanca en enero, se produjo el anuncio del acuerdo definitivo sobre este MOE récord que zanja cualquier polémica sobre la falta de apoyo de Obama al Estado judío, como denuncian los sectores ultranacionalistas. El presidente demócrata tendrá esta ayuda récord como parte de su legado. «Este paquete de ayudas envía el mensaje rotundo de que cuando Israel necesita ayuda para defenderse, cuenta con Estados Unidos. Un mensaje del que seguro han tomado nota en Teherán, Damasco, Beirut, Ramala y Gaza», apuntó Herb Keinon en el diario «The Jerusalem Post».

La ayuda estadounidense sirve también para que las fuerzas de seguridad israelíes tengan cada vez un mayor control de los territorios ocupados Obama no ha tomado ninguna medida concreta para obligar a Israel a detener los asentamientos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios