Marta S. J., con Dale O'Leary, con el que se casó tras estar alojada en su casa como estudiante
Marta S. J., con Dale O'Leary, con el que se casó tras estar alojada en su casa como estudiante - ABC

Una española acusada en EE.UU. de abusar de su hermana en un caso truculento, libre y sin cargos

La joven se casó con su anfitrión mientras estudiaba en Miami y fue detenida junto a él, que se acabó suicidando

Actualizado:

Casi un año después de que saliera a la luz en Miami un truculento caso de supuestos abusos sexuales, la española Marta S. J. ha quedado en libertad sin cargos. Esta madrileña de 22 años fue acusada de haber abusado de su hermana menor junto a su marido, Dale Leary, que había sido su anfitrión cuando viajó a Estados Unidos para aprender inglés y que se suicidó cuando se descubrieron los hechos. Leary, de 50 años de edad cuando murió, tenía antecedentes por agresión sexual en los años 80.

La Fiscalía, que no había llegado a presentar cargos formalmente contra la joven, ha decidido archivar definitivamente el caso después de que la más pequeña declinase regresar a Miami para testificar en los tribunales.

La historia arrancó en 2012, cuando Marta S. J., entonces con 16 años, llegó al sur de Florida para estudiar durante un año y alojarse, como muchos otros jóvenes que participan en programas de inglés en el extranjero, en una familia de acogida. Se le asignó la vivienda del matrimonio formado por Dale y Claudia Leary, en la localidad de Cutler Bay, unos 30 kilómetros al suroeste de la ciudad de Miami.

Al año, el hombre viajó a España con su huésped y convencieron a los padres para que la joven extendiera un curso más su estancia en Estados Unidos.

Meses después, cuando Marta cumplió los 18 años, Dale Leary se divorció de su mujer y se casó con ella. Sin embargo, su ya exesposa continuó viviendo con el nuevo matrimonio bajo el mismo techo. Entre tanto, la familia de la joven en España no sabía nada.

La casa donde sucedieron los hechos, en Cutler Bay
La casa donde sucedieron los hechos, en Cutler Bay- CBS Miami

En junio de 2014, los padres de Marta enviaron a su hermana pequeña, que en ese momento tenía 14 años, a pasar un tiempo con ella en la casa de Cutler Bay. Allí se enteró de la boda de la mayor.

Según la documentación policial a la que tuvo acceso ABC, Marta habría persuadido a su hermana de que en el pasado había sido objeto de abusos sexuales por parte de sus padres y la habría manipulado para que Dale Leary y ella abusaran sexualmente de la menor, le hicieran fotos en poses provocativas e ingiriese alcohol.

De vuelta a España, la pequeña acusó a sus padres de los abusos que le habían hecho creer que habían cometido sobre ella, pero se descartó la denuncia y finalmente acabó revelando lo que había sucedido al otro lado del Atlántico.

Dale Leary y Marta S. J. fueron detenidos en Miami el 22 de junio de 2017. Él salió libre bajo fianza y a los pocos días, el 4 de julio, fue encontrado con su exposa Claudia en el interior de su vehículo, hasta donde se había conectado una manguera. Él falleció, supuestamente por inhalar monóxido de carbono, mientras que ella sobrevivió, sin que se llegara a probar que participara en abusos a sus huéspedes.

El cuerpo de Dale Leary yace tapado junto a su vehículo el 4 de julio de 2017
El cuerpo de Dale Leary yace tapado junto a su vehículo el 4 de julio de 2017 - CBS Miami

El asunto causó un gran impacto en Florida. Sobre todo, al conocerse que Dale Leary había agredido sexualmente a una mujer en 1985 y que el matrimonio Leary había hospedado a al menos otros once estudiantes extranjeros. En dos casos se han encontrado indicios de que pudo haber abusos, pero no se ha llegado a obtener pruebas concluyentes. Todo ello llevó al superintendente escolar del condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, a reclamar que se reforzaran las garantías en la selección de las familias de acogida.

La joven española permaneció inicialmente en prisión, pero el pasado agosto fue puesta en libertad, pasando a recibir terapia y tratando de recomponer la relación con su madre, que se desplazó a Estados Unidos.

«Finalmente la pesadilla legal de mi cliente ha terminado», declaraba este jueves su abogado, Jorge Viera, tras el archivo definitivo de la causa. Viera viene defendiendo que Marta S. J. fue víctima de un proceso de lavado de cerebro y manipulación por parte de su anfitrión y luego esposo.

Esa viene a ser también la opinión de su madre. Según refleja el escrito del fiscal Jessie Friedman, ella cree que «aunque la conducta de Marta hacia su hermana fue sumamente inapropiada, ella expresó la firme convicción de que, en su opinión, estos delitos solo sucedieron porque Dale manipuló a Marta para cometerlos», según recoge el diario local «Miami Herald».

El fiscal adoptó la decisión definitiva de no presentar cargos contra la joven española después de que su hermana menor declinara volver a Estados a declarar contra ella. La madre considera que su hija pequeña «ya había sufrido suficiente» y no quería verse «sometida al sistema de justicia criminal».