Internacional

Erdogan amenaza a la Unión Europea con abrir las fronteras a los refugiados

El mandatario ha amenazado a Bruselas tras la votación en el Parlamento Europeo que exige congelar las negociaciones de adhesión con Ankara

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan - AFP 

La reacción se ha hecho esperar, pero no ha defraudado a su particular y polémico estilo. Ayer, tras la votación del Parlamento Europeo de congelar las negociaciones para la entrada del país eurasiático en la UE, todos esperaron en vano la ira del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Solo ha hecho falta esperar un poco más.

«No habéis cumplido con vuestra palabra. Cuando 50.000 refugiados estaban en la frontera de Kapikule [entre Turquía y Bulgaria], empezasteis a decir: ‘¿Qué haremos si Turquía abre la frontera’. Mirad, si vais más allá, se abrirán estas fronteras. Ni yo ni mi pueblo nos veremos afectados por estas amenazas vacías», ha señalado Erdogan en una intervención televisada.

No hay duda de que el pacto entre Turquía y la UE para reducir la llegada de refugiados e inmigrantes a las costas griegas atraviesa sus horas más críticas. Erdogan ha repetido en numerosas ocasiones que si antes de que termine el año la UE no liberaliza los visados para que los turcos puedan viajar a Europa con mayor facilidad, el acuerdo se romperá. El problema es que para completar la liberalización Bruselas exige un cambio en la legislación antiterrorista al que Ankara se niega.

El fin de los visados fue una de las tres condiciones que Turquía puso para aceptar el retorno de todas las personas que lleguen a las costas griegas de manera ilegal. 6.000 millones de euros y la aceleración de las negociaciones para el acceso en la UE de la heredera del Imperio Otomano fueron las dos otras contraprestaciones a las que Bruselas se comprometió el pasado mes de marzo.

Reducción de llegadas

El acuerdo entre Turquía y la UE, muy criticado por las ONG, ha conseguido reducir de manera notable el número de llegadas a Grecia. Hace doce meses, por estas fechas, rara era la jornada en la que llegaban menos de 2.000 personas al día. Hoy, en cambio, en lo que llevamos de noviembre, solo una vez han conseguido alcanzar las playas helenas más de 200 personas en menos de 24 horas.

Más de 1,3 millones de refugiados e inmigrantes llegaron a Europa el año pasado, lo que tensó al máximo la relación entre diversos Estados miembro y erosionó la popularidad de la canciller Angela Merkel por su política de puertas abiertas en Alemania, el único país en el viejo continente que tomó esa postura.

Erdogan también ha cargado con dureza contra la gestión europea de la crisis migratoria. «Nunca habéis tratado a la humanidad honestamente, ni mirasteis a la gente de manera justa. No recogisteis los bebes que fueron arrastrados por la marea en el Mediterráneo».

Las cifras oficiales apuntan a que el país eurasiático es uno de los mayor población de refugiados acoge en todo el mundo. 2,7 millones de Sirios y 300.000 iraquíes viven en suelo turco, según datos ofrecidos por el Gobierno.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios