Simon Manley, reflejado en una ventana de su despacho en la Embajada del Reino Unido en Madrid
Simon Manley, reflejado en una ventana de su despacho en la Embajada del Reino Unido en Madrid - José Ramón Ladra
Entrevista

El embajador británico en España: «Hay que reforzar la respuesta común ante la amenaza de Rusia»

Ante la próxima visita de Rajoy a Londres, Simon Manley muestra la disposición a tratar «todos los aspectos prácticos» para facilitar el flujo de trabajadores españoles en Gibraltar. Sobre el 21-D, espera que «Cataluña avance en una España unida»

MadridActualizado:

La Union Jack y la bandera española presiden, muy juntas, el despacho del embajador británico en lo alto de la Torre Espacio. No figura la enseña europea, pero Simon Manley sostiene que el Brexit no impedirá una estrecha relación de cooperación entre el Reino Unido y la UE. En vísperas de que Mariano Rajoy visite a Theresa May en Londres este martes, aboga por reforzar la respuesta ante amenazas comunes como la inmigración ilegal, la lucha antiterrorista y Rusia. Ante el desafío del separatismo catalán, defiende sin fisuras el respeto a la Constitución y el Estado de Derecho. Sobre Gibraltar, la puerta está abierta para tratar «aspectos prácticos».

Entre el encontronazo con Trump por los vídeos contra los musulmanes y el Brexit, ¿teme el Reino Unido cierto aislamiento internacional...?

No, tenemos muy buena relación con EE.UU. y esperamos una relación futura larga, ambiciosa y positiva con la UE. Esos tuits son preocupantes. Estamos orgullosos de nuestra sociedad multicultural, en la que no tienen espacio organizaciones que difunden mensajes de intolerancia.

¿Se están arrepintiendo los británicos del Brexit?

Creo que no. La mayoría de británicos, votaran lo que votaran, reconocen que el pueblo ha decidido la salida y tenemos que respetar su voluntad, trabajar para lograr el acuerdo. Los partidos están hablando de la manera en que salimos de la UE, no hay diferencias sobre la decisión de salir. En eso hay acuerdo total entre los ministros.

Se habla de un acuerdo en la factura británica con la UE de unos 50.000 millones de euros. ¿Está ya hecho? ¿están listos para la siguiente fase?

Nuestro equipo negociador está hablando esta semana con la UE de ese y otros aspectos clave. Esperamos que en la cumbre de diciembre pasar la página hacia la segunda etapa, la del periodo transitorio y la relación futura.

Se habla de frontera «blanda» en la isla de Irlanda ¿En qué consistiría?

Los gobiernos británico e irlandés tienen un compromiso muy importante con los acuerdos de paz de Viernes Santo. Todos queremos evitar una vuelta a la antigua frontera física.

Hay quien ve contradictorio el Brexit y renunciar a esa frontera…

Los votantes querían el control nacional de la política de inmigración, no votaron contra la inmigración en sí misma. No veo contradicción. Hay acuerdos de antes de la UE para un área conjunta de las Islas Británicas, en las que se puede viajar sin problemas.

¿Eso se aplicaría en Gibraltar?

Son casos distintos. En Gibraltar lo importante son los miles de trabajadores que van cada día a Gibraltar y viven en España. Es clave facilitar ese flujo para Gibraltar y el Campo de Gibraltar.

¿Se prevén medidas para que no se vea como un paraíso fiscal?

Nosotros no lo reconocemos como paraíso fiscal, ni la Comisión Europea ni la OCDE. Pero estamos dispuestos a hablar de todos los aspectos prácticos para asegurar la convivencia y el éxito económico de toda esta zona.

¿Qué diría a los españoles que residen en Reino Unido?

Que estamos orgullosos de su contribución y queremos que se queden. Hay casi 11.000 estudiantes, más de 5.000 investigadores… Queremos seguir siendo un país que atrae el talento europeo e internacional.

¿Y a los británicos que viven aquí?

Tienen cierta preocupación, por eso intentamos explicarles las negociaciones. Estamos muy cerca de un acuerdo sobre los derechos de los ciudadanos. Aquí el mensaje, no solo del Gobierno británico, sino también del español, es que se queden.

¿Cómo pretende el reino unido que queden las relaciones con la UE tras el Brexit?

Larga, ambiciosa y positiva. El pueblo británico votó a favor de la salida de la Unión Europea, no de Europa. Somos, hemos sido y seremos para siempre, un país europeo, con los mismos valores y vecinos que siempre. Nos enfrentamos a las mismas amenazas que España, Francia o Alemania: la amenaza rusa, terrorista, y colaboración comercial tan importante. El 50% de nuestras exportaciones van a la Unión Europea. Tenemos que trabajar no solo para mantener esta relación comercial y humana, sino que la reforzamos.

¿Cómo se puede articular la cooperación en seguridad estando fuera de la Unión Europea? ¿Con qué mecanismos?

Es muy importante la voluntad. Nuestro compromiso con la seguridad en nuestro continente, es absoluto, no ha cambiado. Tenemos que trabajar con nuestros socios europeos para ver qué medidas podemos utilizar en el futuro para garantizar la seguridad de nuestro continente. Tenemos la OTAN y esperamos trabajar con la UE en los ámbitos de seguridad y defensa.

La UE está caminando hacia una especie de defensa común…

Que apoyamos. No queremos frenar esta integración y colaboración más estrecha a nivel europeo. Si la voluntad es clara, la cuestión que afrontamos todos es la capacidad militar de los europeos, que necesitamos reforzar, para lo que se necesita inversión. Esperamos seguir trabajando con la UE en este ámbito, sobre todo porque, cuando hablamos de la capacidad de Europa en el ámbito militar, hablamos de la capacidad de nuestra industria militar de defensa. Tenemos una industria muy potente en este ámbito, con empresas como British Aerospace, nuestra participación en Airbus y otros proyectos paneuropeos. Es importante que sigamos colaborando a nivel industrial con la UE sobre estos proyectos, que al final reforzarán la capacidad europea en defensa.

Como observador privilegiado, ¿cómo ve España en estos meses?

¡Como un país magnífico…!

¿Y el desafío separatista?

Con cierta tristeza. Apoyamos el respeto a la Constitución, una inspiración en el mundo, y al Estado de derecho. Esperamos que el 21-D Cataluña avance en una España unida, con respeto a la Constitución y el Estado de derecho.

Tras la visita real a Reino Unido, ¿cómo son las relaciones con el Gobierno de Mariano Rajoy?

La visita de Estado fue fantástica y tenemos una relación buenísima con el Gobierno del señor Rajoy. Su visita la semana que viene será una oportunidad para hablar de la cumbre de diciembre y reforzar la colaboración ante amenazas comunes como inmigración ilegal, contraterrorismo o Rusia.