Internacional

Drogan, violan y empalan a una adolescente de 16 años en Argentina

La muerte de la joven se suma a la larga lista de feminicidios que se han producido en el país sudamericano y que el pasado año terminó por dar pie a la creación de la organización «Ni Una Menos»

Imagen de Lucía Pérez, la joven de 16 años asesinada en Mar del Plata, Argentina
Imagen de Lucía Pérez, la joven de 16 años asesinada en Mar del Plata, Argentina - TWITTER

Lucía Pérez tenía 16 años y vivía en Mar del Plata, un balneario junto al mar, famoso porque allí se celebra todos los años un festival de cine internacional. El cadáver de la adolescente fue hallado sin vida hace una semana. La autopsia reveló sobreabundancia de drogas, huellas imborrables de suplicios sexuales y un cuerpo reventado por dentro, golpeado con instrumentos contundentes.

La Policía detuvo a los presuntos autores, un hombre de 23 años (Matías Gabriel Farías), otro de 41 (Juan Pablo Offidani) y a un tercer encubridor de 61 (Alejandro Alberto Masiel). La fiscalía sospecha que más individuos participaron del crimen pero, por ahora, no se han producido más arrestos.

La muerte de la joven es una más de la lista de feminicidios de Argentina que el pasado año terminó por dar pie a la creación de la organización «Ni Una Menos»; encabezada por un grupo de periodistas, escritoras y activistas, que ha convocado para este miércoles una huelga de mujeres de una hora y ha conminado, especialmente a las que son figuras públicas y salen en televisión, a vestirse de negro.

El caso de Lucía se llora y protesta en las calles de Mar del Plata y en otras zonas del país. Las movilizaciones y convocatorias continúan mientras se conocen nuevos detalles de la causa, catalogada como «homicidio agravado» con «abuso sexual seguido de muerte». El sábado; entre palmas, bocinas y el ruido del claxon; los padres de la joven repetían: «Queremos que la condena sea ejemplar, queremos cadena perpetua… Hoy nos ha pasado a nosotros pero le puede pasar a cualquiera. Tenemos que cambiar».

La fiscal, María Isabel Sánchez, encargada del caso, ha declarado que el deceso se produjo por un «reflejo vagal». Dicho de otra forma, que la muchacha no pudo soportar las agresiones continuadas, el dolor infligido y su corazón dijo basta.

Familiares, amigos, vecinos y argentinos; hartos de leer y ver estas noticias casi a diario (hoy, el periódico Clarín publicaba dos casos más con una diferencia de pocas horas); se suman la huelga de pasado mañana. La iniciativa tiene una doble intención: protestar y «visibilizar la aportación de las mujeres a la economía productiva» así como «las desigualdades que aún existen en el desarrollo laboral y profesional de las mujeres», han advirtido desde «Ni Una Menos». Entre tanto, en Mar del Plata, los carteles pintados por la tragedia siguen vigentes: «Las paredes se pintan… Las vidas no se recuperan», «Nos están asesinando» y «Justicia por Lucía».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios