Internacional

Un diplomático desvela que las negociaciones sobre el Brexit no han empezado bien para el Reino Unido

Desde que May perdió su mayoría parlamentaria en las elecciones de junio, la lucha entre los miembros del gabinete de ministros se han hecho públicas

Una bandera del Reino Unido y otra de la Unión Europea en la Comisión Europea
Una bandera del Reino Unido y otra de la Unión Europea en la Comisión Europea - REUTERS
REUTERS Londres - Actualizado: Guardado en: Internacional

Las negociaciones del Reino Unido para dejar la Unión Europea no han empezado bien debido a los desacuerdos existentes entre los ministros del Gobierno de la primera ministra, Theresa May, sobre el tipo de acuerdo que se debe obtener con Bruselas, según ha informado un diplomático británico. Simon Fraser, que fue el funcionario de mayor rango en el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido y jefe de su Servicio Diplomático hasta 2015, ha señalado que el Gobierno necesita presentar de forma más clara sus propuestas.

Desde que May perdió su mayoría parlamentaria en las elecciones de junio, la lucha entre los miembros del gabinete de ministros se han hecho públicas, con desacuerdos sobre si la libertad de movimiento de los ciudadanos de la Unión Europea deberá continuar después de que el Reino Unido rompa con Bruselas en 2019. «Las negociaciones tan solo acaban de empezar, no creo que hayan empezado de forma particularmente prometedora, francamente, para el lado británico», dijo Fraser. «Hay diferencias en el gabinete sobre el tipo de Brexit que estamos dirigiendo y hasta que esas diferencias no se resuelvan creo que es muy difícil para nosotros tener una posición clara», explicó.

Un portavoz de May señaló que el Gobierno «no está de acuerdo» con los comentarios de Fraser. «Los dos últimos meses han tenido un inicio constructivo de las negociaciones, hemos avanzado bastante en el terreno», señaló a los periodisas. Lo cierto es que en la primera ronda de conversaciones del Brexit del mes pasado se alcanzaron pocos acuerdos entre los negociadores del Reino Unido y de la Unión Europea sobre asuntos clave. «Hasta ahora no hemos puesto muchas cosas encima de la mesa», indicó Fraser en ese sentido. «Necesitamos probar que estamos preparados para involucrarnos, de forma que la gente pueda entender lo que está en juego y cuáles son las opciones», añadió.

Toda la actualidad en portada

comentarios