Internacional

Detienen a un exmiembro de los servicios de inteligencia alemanes sospechoso de yihadismo

El diario «Die Welt» asegura que el arrestado, de 51 años y origen español, planeaba hacer explotar la sede de los servicios secretos germanos en Colonia

Escudo de los servios de inteligencia de Alemania
Escudo de los servios de inteligencia de Alemania - AFP
AGENCIAS Berlín - Actualizado: Guardado en:

Un antiguo miembro de los servicios de inteligencia alemanes ha sido arrestado este martes por haber hecho declaraciones a favor del yihadismo en internet y por revelar información secreta en varios foros «online».

«No hay ningún tipo de pruebas que demuestren que existe una amenaza para la sede de la BfV o para sus empleados», ha declarado un portavoz de la BfV, el equivalente alemán al FBI, en respuesta a la noticia publicada por el diario alemán «Die Welt».

Según informaciones del «Süddeutsche Zeitung» y de las cadenas regionales NDR y WDR, se trata de un hombre de 51 años de origen español que cuenta con la nacionalidad alemana y que se convirtió al islam hace dos años.

«El hombre ha sido acusado de hacer afirmaciones islamistas en Internet utilizando un nombre falso y de haber desvelado información confidencial interna de la agencia en foros 'online'», ha explicado el portavoz. «El hombre siempre se comportó de forma intachable durante todo el tiempo en el que estuvo empleado con nosotros», ha añadido.

Fuentes de la BfV citadas por la edición digital del semanario «Der Spiegel» explicaron que el detenido, contratado en abril de este año para vigilar a los círculos islamistas, tenía como objetivo infiltrarse en los servicios secretos alemanes y reunir datos para presuntamente perpetrar un atentado en su sede central, situada en Colonia.

El hombre, casado y con cuatro hijos, participaba en chats de internet con nombres falsos y está acusado de revelar secretos del servicio, aunque las autoridades consideran que la seguridad de los trabajadores de la BfV no ha estado en riesgo.

En uno de esos chats reveló que era un trabajador de los servicios secretos y se ofreció a infiltrar a más camaradas para cometer un atentado contra los «infieles», sin saber que su interlocutor en la conversación era un informante de la BfV.

La BfV estima que hay alrededor de 40.000 extremistas islámicos en Alemania, entre los que se incluyen 9.200 islamistas ultraconservadores, conocidos como salafistas. «Continuamos siendo un objetivo para el terrorismo islámico y tenemos que asumir que tanto Daesh como otras organizaciones terroristas pueden querer llevar a cabo un ataque en Alemania», ha señalado Hans Georg Maassen, director de la BfV.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios