El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan - REUTERS

Detenidas 63 personas por sus presuntos lazos con Gulen

Entre los detenidos se encuentran varios exmiembros de los servicios de Inteligencia de Turquía

Actualizado:

Las autoridades de Turquía han anunciado este martes la detención de 63 personas, entre ellas varios antiguos miembros de los servicios de Inteligencia del país, por sus presuntos lazos con el clérigo islamista Fetulá Gulen.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, los antiguos integrantes de la Agencia Nacional de Inteligencia (MIT) habían sido cesados de sus funciones por sus supuestos lazos con Gulen.

Alrededor de 50.000 personas han sido detenidas y unas 150.000 han sido cesadas de sus trabajos desde la intentona golpista de julio de 2016 por sus presuntos vínculos con Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás de la asonada.

Gulen -que reside en Estados Unidos- siempre ha negado cualquier vinculación con el golpe de Estado y ha reclamado al Gobierno de Ankara que permita una investigación internacional sobre lo sucedido. Turquía ha reclamado a Washington su extradición.

Gulen y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes de Gulen, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

Entonces, el mandatario turco acusó al clérigo de conspirar y erigir un Estado paralelo para derrocar al Gobierno con ayuda de la Policía y medios simpatizantes.