Internacional

Destapan que la ministra del Interior británica dirigió dos fondos en Bahamas

El Gobierno recuerda que Amber Rudd tenía un pasado empresarial conocido y que no hay nada delictivo

La ministra de Interior británica, Amber Rudd, llegaba una reunión con la primera ministra, Theresa May, el pasado 13 de julio
La ministra de Interior británica, Amber Rudd, llegaba una reunión con la primera ministra, Theresa May, el pasado 13 de julio - EFE
Luis Ventoso Corresponsal En Londres - Actualizado: Guardado en:

Aunque tiene ya 53 años, Amber Rudd pasa por ser una de las figuras emergentes del Partido Conservador. Ella fue la elegida por Theresa May para sustituirla como ministra del Interior. Ahora una filtración de 175.000 firmas de Bahamas, a la que ha tenido acceso el llamado Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ha revelado que entre 1998 y 2000, Rudd fue directiva de dos fondos offshore del paraíso fiscal de Bahamas. El Gobierno recuerda que no hay nada delictivo en ello y que era del dominio público que la ministra del Interior había tenido una carrera empresarial antes de entrar en política. Rudd es diputada desde 2010 y antes de su cartera actual fue ministra de Energía y Cambio Climático con Cameron.

La filtración, destapada por el diario alemán «Süddeutsche Zeitung» y amplificada por el periódico pro laborista «The Guardian», recoge también que la ministra fue a comienzos de siglo codirectora de Monticello. Mark O’Hanlon, el directivo que dirigía esa empresa con ella, fue condenado a 18 meses de cárcel en 2007, por haber mentido sobre las posibilidades que ofrecía una mina de diamantes en Siberia, lo que le permitió manipular la cotización de la compañía. A raíz de aquellos hechos, Rudd dejó Monticello.

Los hechos datan de hace 16 años y en principio nada hubo de ilegal en la actuación de la hoy ministra, por entonces una ejecutiva de éxito. Pero las críticas llegan desde la izquierda invocando la ejemplaridad. «The Guardian» acusa a Rudd de no haber revelado su pasado como directiva de dos compañías de Bahamas cuando a comienzos de año salió a defender a Cameron, salpicado entonces por otra filtración, que destapó que había tenido dinero en el fondo offshore de su padre, Blairmore, fundado en Panamá y dirigido desde Bahamas. Entrevistada en la BBC al hilo de la polémica de Cameron, Rudd fue preguntada si ella tenía dinero en Bahamas y respondió «no lo tengo, no». Pero ahora se le achaca que no añadiese que sí fue directiva allí de dos empresas, Advanced Asset Allocation Fund y Advanced Asset Management.

Amber Rudd es hija de un corredor de bolsa. Estudió Historia en la Universidad de Edimburgo y está casada y es madre de dos hijos. Comenzó su carrera profesional en JP. Morgan nada más acabar su carrera y ha tenido numerosos empleos, incluso trabajó buscando extras para la famosa comedia «Cuatro bodas y un funeral», en una de cuyas escenas aparece. Pero su mayor desempeño laboral lo llevó a cabo en firmas relacionadas con minas y comercio de diamantes. En la actualidad es la tercera mujer que ha ocupado la cartera británica de Interior, sucediendo a la hoy primera ministra, que fue su titular durante seis años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios