Internacional

Denuncian que candidatos marroquíes regalan carneros a cambio de votos

Locales de los partidos en liza se han convertido repentinamente en establos, y los fardos de paja se mezclan con los banderines políticos; allí son invitados los potenciales votantes, atraídos por el inconfundible olor ovino

Niños miran a través de una ventana cómo se trabaja en una carnicería de Marsella durate la Fiesta del Cordero
Niños miran a través de una ventana cómo se trabaja en una carnicería de Marsella durate la Fiesta del Cordero - AFP
EFE Rabat - Actualizado: Guardado en:

Carneros a cambio de votos: la coincidencia de la Fiesta del Cordero y la campaña electoral para las legislativas marroquíes ha propiciado que numerosos candidatos recurran al regalo de estos animales para asegurarse apoyos electorales. La Fiesta del Cordero o Aid al Adha coincidirá este año con el próximo 12 de septiembre, mientras que las elecciones se celebran el 7 de octubre.

El diario Asabah cita hoy los casos cuatro candidatos en distintas regiones del país que se han convertido en «benefactores religiosos» en estos días señalados en los que muchas familias se endeudan para comprar un carnero y cumplir la tradición. Locales de los partidos en liza se han convertido repentinamente en establos, y los fardos de paja se mezclan con los banderines políticos; allí son invitados los potenciales votantes, atraídos por el inconfundible olor ovino, añade la información. Tánger, Sidi Kacem, Kenitra, Beni Melal..., el fenómeno se repite en todo el país, con distintas variantes: en unos casos el candidato manda una carta a sus vecinos para que pasen a recoger «un regalito»; en otros, la entrega de carneros se hace a plena luz del día y en aparente impunidad.

Todos estos casos se registran pese a la prohibición expresa del ministerio del Interior de recurrir al regalo de carneros con fines electorales, emitida el 16 de agosto pasado y comunicada a gobernadores y cargos locales de todo el país. Las prácticas clientelares son un problema tradicional en todas las campañas electorales en Marruecos, y los partidos, en las zonas rurales, refuerzan sus alianzas por criterios más personales o tribales que ideológicos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios