Internacional

La cruzada de Putin contra la pornografía

El Kremlin ha bloqueado el acceso en Rusia a dos importantes páginas pornográficas

El presidente ruso Vladímir Putin durante su discurso en la Comunidad de Estados Independientes
El presidente ruso Vladímir Putin durante su discurso en la Comunidad de Estados Independientes - AFP
H. GARZÓN - Actualizado: Guardado en:

«La demografía no es una mercancía». Con estas contundentes palabras justificaba el Gobierno de Vladímir Putin el bloqueo masivo al que ha sometido a las páginas para adultos Pornhub y Youporn. La medida, llevada a cabo por Roskomadzor (el Servicio Federal de Supervición de las Telecomunicaciones) se une a otras decisiones similares: en 2015, Moscú «baneó» once páginas con contenido pornográfico, alegando proteger a los más pequeños de «información perjudicial para su salud».

El cierre del acceso a estas webs se debe a dos sentencias judiciales que afirman que estas dos páginas compartían contenidos considerados ilegales. La ley rusa prohíbe concretamente «la producción, la propagación y el anuncio de material y objetos pornográficos».

Ante las insistentes demandas por parte de los rusos para obtener alternativas a estas páginas, el Gobierno ha recomendado «conocer a gente en la vida real». Las críticas se dirigen, por lo tanto, a lo que parece ser un plan de fomento de la natalidad por parte de Putin, lo que explicaría la frase sobre la demografía atribuida al Gobierno.

Las críticas hacia el Kremlin se han sucedido en las redes sociales, también bastante controladas por Putin. La cuenta oficial de Twitter de Pornhub ha ironizado preguntando a Roskomadzor: «¿Si os regalamos una suscripción premium nos levantáis el bloqueo?». Desde la propia página para adultos se han preocupado por ofrecer una nueva forma de acceso para sus visitantes rusos

Otro de los mensajes más comentados ha sido el de Nadia Toloknó, miembro del grupo musical Pussy Riot. La activista y cantante ha calificado el bloqueo como «a blow below the belt», que puede traducirse de dos maneras: «un golpe por debajo del cinturón» o «sexo oral por debajo del cinturón».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios