Ghassan Salame, Representante Especial del Secretario General de la ONU para Libia estrecha la mano a Rex Tillerson durante la sesión del Consejo de Seguridad
Ghassan Salame, Representante Especial del Secretario General de la ONU para Libia estrecha la mano a Rex Tillerson durante la sesión del Consejo de Seguridad - AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba extender durante un año el mandato de la UNSMIL en Libia

La misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) tiene el objetivo de respaldar el proceso político en el país y vigilar el cumplimiento de los derechos humanos

Actualizado:

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado este jueves por unanimidad extender durante un año el mandato de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) con el objetivo de respaldar el proceso político en el país.

El organismo ha detallado que durante este periodo de tiempo la UNSMIL llevará a cabo tareas de mediación para apoyar un proceso político inclusivo en el marco del Acuerdo Político alcanzado en diciembre de 2015, que supuso la creación de un gobierno de unidad. Asimismo, tendrá entre sus tareas supervisar la aplicación del acuerdo, y consolidar la gobernanza, la seguridad y los acuerdos económicos alcanzados por el citado gobierno de unidad.

La UNSMIL deberá además monitorizar la situación de los Derechos Humanos en el país, apoyar el proceso de control de armas y material bélico, coordinar la ayuda internacional y dar asistencia y asesoría al gobierno de unidad para la estabilización de las zonas en post-conflicto, incluidas aquellas de las que ha sido expulsado el grupo yihadista Daesh.

El Consejo de Seguridad ha solicitado firmemente al gobierno de unidad que contacte con todas las partes para intentar relanzar la reconciliación, al tiempo que ha reclamado a todas las partes e instituciones que interactúen de forma constructiva y de buena fe con este Ejecutivo.

El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas se instaló hace meses en la capital, Trípoli, para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada, ante el rechazo del gobierno asentado en el este del país a dicho Ejecutivo.