Internacional

Los líderes bolivarianos asumen el legado de Fidel

Decenas de miles de cubanos despiden en la plaza de la Revolución de La Habana al antiguo dictador

La plaza de la Revolución acoge el acto de despedida al exdictador cubano - EFE
MANUEL TRILLO - @manueltrillo Enviado Especial A La Habana - Actualizado: Guardado en:

Más de veinte líderes internacionales, buena parte de ellos de la alianza bolivariana ALBA, se han sumado este martes (madrugada del miércoles en España) al multitudianario homenaje póstumo a Fidel Castro, fallecido el pasado viernes a los 90 años de edad.

Ante el monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde el propio líder cubano pronunció buena parte de sus discursos, se dieron cita los mandatarios de Venezuela, Bolivia, Ecuador, México, Sudáfrica, El Salvador y Grecia, así como el Rey Don Juan Carlos I y el primer ministro iraní, entre otros.

Los diferentes dirigentes de izquierda que han tomado la palabra han ensalzado la figura de Fidel Castro y se han comprometido a mantener vivo su legado en defensa de los desfavorecidos y contra el imperialismo.

Raúl Castro, junto a Nicolás Maduro
Raúl Castro, junto a Nicolás Maduro- EFE

En la amplia explanada, bajo los retratos del Ché Guevara y el también revolucionario Camilo Cienfuegos, grupos de cubanos de todas las edades acudieron en un ambiente de recogimiento a despedir a su antiguo comandante en jefe, en el último acto de homenaje en La Habana antes de que sus restos viajen desde este miércoles hacia Santiago de Cuba.

El acto popular al líder de la Revolución cubana, que se prolongó durante cuatro horas, comenzó a las 19:00 hora local con el himno nacional de Cuba como preludio de los discursos e intervenciones de alguno de los más de veinte jefes de Estado y de Gobierno llegados de todo el mundo, encabezados por el gobernante cubano, Raúl Castro.

«Trascenderá en el tiempo»

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primero en intervenir y afirmó que Fidel Castro «trascendió en el espacio y trascenderá en el tiempo». «Gracias a él ningún país volverá a ser colonia de ningún imperio», ha incidido Correa.

En la misma línea, el presidente boliviano, Evo Morales, destacó que Fidel Castro «demostró al mundo que no hay imperio perpetuo» y fue «un verdadero padre de los excluidos». Según proclamó ante los congregados, está «más vivo que nunca».

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se refirió a Fidel Castro como «una de las figuras emblemáticas de la segunda mitad del siglo XX», mientras que el nicaragüense Daniel Ortega arrancó a la multitud gritos de «¡yo soy Fidel!».

Pero el dirigente extranjero más esperado era el venezolano Nicolás Maduro, que hizo corear al público «¿qué tiene Fidel, que los imperialistas no pueden con él?». «Hemos venido a este lugar sagrado para honrar el eterno rebelde», aseguró el dirigente chavista.

Entre los participantes figuraba también el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que resaltó el «ejemplo» de Fidel Castro para los que luchan por la dignidad y la justicia y aseguró que, pese a su muerte, «siempre estará presente en la llama de la resistencia de los oprimidos»

El hermano del comandante fallecido y actual presidente cubano, Raúl Castro, cerró el acto con un un encendido «¡hasta la victoria siempre!». El público le correspondió gritando: «Raúl, amigo, el pueblo está contigo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios