La carretera de Portugal que se convirtió en una ratonera mortal

Desoladoras imágenes captadas por un dron tras el pavoroso incendio en el que han fallecido 63 personas

MADRIDActualizado:

La carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera se convirtió en la tarde del sábado en una ratonera mortal para los habitantes de estas poblaciones portuguesas que intentaron huir del pavoroso incendio desatado en esta zona de Pedrogâo Grande y se vieron atrapados por las llamas. El fuego se propagó tan rápidamente que la carretera se convirtió en una trampa letal.

Treinta personas murieron atrapadas en sus vehículos. Había entre ellas «familias enteras», según el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno luso, João Gomes, que describió un «escenario horrible» en el que decenas de personas se vieron atrapadas en una carretera rodeada por las llamas. Otras 17 personas han perecido en los márgenes de las vías, en tanto que 10 más fallecieron en el «entorno rural» que rodea a estas carreteras. En total, 63 personas han perdido la vida tras el suceso.

Las imágenes captadas por un dron en la zona, y difundidas por Youtube, muestran un paisaje desolador de vehículos calcinados bajo un manto de cenizas. Coches reducidos a un amasijo de hierros y árboles abrasados. El infierno, el día después.