La canciller: «No nos engañemos. Esperaba un mejor resultado»

Merkel quiere recuperar los votos que fueron a parar al ultraderechista AfD

CORRESPONSAL EN BERLÍNActualizado:

«¡Angi! ¡Angi!», gritaba entusiasmada la multitud de jóvenes apiñada anoche en la casa Konrad Adenauer, esperando a la candidata más votada de la noche con el 33% de los sufragios, pero que comparecía ante los suyos lamentando la pérdida de un 8% de los votos respecto a las elecciones de 2013. «No nos engañemos. Por supuesto que esperábamos un mejor resultado», lamentó, «pero no olvidemos que tenemos a nuestra espalda una legislatura extraordinariamente difícil y que nuestros objetivos estratégicos están cumplidos. Somos el partido más votado, estamos en condiciones de negociar la formación de gobierno y ningún gobierno podrá formarse sin contar con nosotros».

La aritmética dejaba anoche a Merkel dos posibles coaliciones para la próxima legislatura, o bien reeditar la gran coalición con los socialdemócratas o bien la «coalición Jamaica» con los liberales del FDP y Los Verdes. Pero si Schulz cumple con su anunciado deseo de pasar a la oposición, solo queda la segunda, con la que Merkel reuniría en torno a 348 escaños y una confortable mayoría en el Bundestag.

Resultado de las elecciones federales de Alemania 2017
Resultado de las elecciones federales de Alemania 2017- ABC

Sus potenciales socios, en todo caso, amenazaban con no ponérselo fácil. «Estamos preparados para formar parte del gobierno, pero no a cualquier precio» adelantaba el candidato Cem Özdemir. Horas antes de cerrarse las urnas, Özdemir había mostrado esa misma posición, adelantando que «lo más importante para nosotros es ser un partido ecologista que logra metas ecologistas», sugiriendo que, con importantes concesiones que entren dentro de esa clasificación y en tiempos de amenaza terrorista como los que vivimos, estarían dispuestos a hacer la vista gorda con decisiones ya tomadas por Merkel y que deben ejecutarse en los próximos presupuestos, como el aumento hasta el 2% del PIB del gasto en defensa, que en principio chocaría frontalmente con el eco-pacifismo de este partido.

Mejoras económicas

En ese sentido parecía hablar Merkel cuando destacó «la importancia de continuar con las mejoras económicas, fortalecer Europa, mejorar la seguridad interna y luchar contra la inmigración ilegal y contra las causas que impulsan a las personas a abandonar sus países», una lista de tareas que en principio podría asumir en compañía de los jamaicanos.

Merkel dijo que quiere volver a ganar a quienes ayer votaron a AfD «solucionando sus problemas y recogiendo sus preocupaciones». «Debemos establecer las bases para que siga siendo así los próximos diez años», indicó, señalando también que eso será a partir de hoy. «Hemos recibido la misión de formar un gobierno y en los próximos días, con tranquilidad, comenzaremos a entablar conversaciones con el resto de los partidos».

Después de Merkel, el presidente de Baviera y líder de la Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer, lamentó el peor resultado del partido en esta región desde la II Guerra Mundial, el 38,5% de los votos, y diagnosticó que «hemos cometido el error de dejar abierto el flanco derecho en el tema de los refugiados y la seguridad».