El ministro Videgaray, en Los Angeles
El ministro Videgaray, en Los Angeles - REUTERS

El canciller mexicano dice en EEUU que los «dreamers» serían un «gran regalo» para su país

Se estima que unos 622.000 «soñadores» mexicanos viven en EEUU.

Corresponslal en MéxicoActualizado:

«Será un gusto recibir a los jóvenes DACA. Son talento y capital humano para nuestro país». Así se expresó en California el canciller de México, Luis Videgaray, ante el posible escenario de que unos 622.000 «dreamers» mexicanos que viven en EE.UU. sean deportados a la nación azteca después de que el presidente Donald Trump suprimiera la semana pasada del programa que les amparaba legalmente. Es más, el secretario de Relaciones Exteriores llegó a definir estas eventuales deportaciones como un «gran regalo» para México y una importante pérdida para Estados Unidos.

En un momento de tensas relaciones entre ambos vecinos, Videgaray se encuentra de visita en California donde viven más de 222.000 beneficiarios de DACA -el programa que protegía de la deportación a inmigrantes que entraron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran menores de edad-. Se estima que más de un 80% de estos jóvenes – de media tienen 25 años- conocidos como «dreamers» son de origen mexicano, lo que provocaría una avalancha de deportados a un país en el que apenas han vivido y que habla un idioma -el español- que muchos de ellos no conocen bien.

No hay un patrón común que defina a este grupo de jóvenes. Algunos están aún en el instituto, mientras que otros cursan estudios universitarios o trabajan en puestos de baja formación. No obstante, todos dominan a la perfección el inglés, idioma en el que se han criado, y muchos de ellos cuentan con un alto nivel educativo. Es por ello, que el canciller lo definió como un «regalo» para México, aunque señaló que el lugar de residencia de los «dreamers» debe respetar el manifiesto deseo que tiene la gran mayoría de quedarse legalmente en Estados Unidos, país en el que han pasado casi toda su vida.