Internacional

Un buceador podría haber encontrado una bomba atómica perdida en el océano

Asegura haber encontrado un exraño objeto metálico en el archipiélago Haida Gwaii, a 80 kilómetros de la Columbia Británica, que podría ser una bomba perdida en los años 50 después del accidente de un bombardero

Carcasa de una bomba de tipo Mark IV, categoría a la que pertenecía «Fat Man», lanzada en Nagasaki
Carcasa de una bomba de tipo Mark IV, categoría a la que pertenecía «Fat Man», lanzada en Nagasaki - WIKIPEDIA
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Armada canadiense se dirigirá hacia la costa de la Columbia Británica en las próximas semanas. Su objetivo será investigar el supuesto hallazgo de una bomba atómica perdida en los años 50 después del accidente de un bombardero de los Estados Unidos.

Tal como ha informado «The Guardian», el descubrimiento fue hecho por el buceador Sean Smyrichinsky en las proximidades del archipiélago Haida Gwaii, a 80 kilómetros de la Columbia Británica.

El objeto encontrado podría tratarse de una bomba atómica tipo Mark IV, de la misma clase que la bomba de Nagasaki «Fat Man». Este artefacto fue lanzado al océano en el año el 13 de febrero de 1950 por un bombardero B-36, cuando el aparato sufrió un accidente en medio de un ejercicio. Tres de sus seis motores se incendiaron y los 17 tripulantes se vieron obligados a abandonar el avión, tal como informa el «Royal Aviation Museum» de Vancouver.

Bombardero estratégico B-36 Peacemaker
Bombardero estratégico B-36 Peacemaker- WIKIPEDIA

«Estaba buscando peces para el día siguiente (...) y me alejé bastante de mi barco», dijo Smyrichinsky para la «Canadian Broadcasting Corporation». «Y entonces encontré algo que nunca había visto antes».

Tal como dijo el buceador, el objeto medía más de tres metros. Parecía un «bagel», un bollo con forma de donut, cortado por la mitad, y dentro de él había medias esferas. «Es la cosa más extraña que nunca he visto».

Después de investigar en internet, el buceador descubrió que podría tratarse de una bomba perdida por un bombardero. El objeto que halló se encuentra a 80 kilómetros del lugar de impacto del avión. Las esferas que observó podrían ser las cavidades que dentro de la bomba albergan el material explosivo.

El accidente del bombardero

Podría tratarse de una bomba nuclear perdida en la zona hace más de 60 años. Tal como dijeron las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, el artefacto arrojado por el B-36 era inofensivo, puesto que estaba rellena de plomo en vez de explosivo nuclear. De hecho, la misión del bombardero era simular un ataque sobre la ciudad de San Francisco.

El 13 de febrero de 1950 la tripulación abandonó el avión después de que tres de sus seis motores se incendiaran. El piloto automático llevó al avión hasta las montañas del norte de la Columbia Británica, y 12 de los 17 tripulantes fueron hallados vivos días después.

Sean Smyrichinsky envió un correo electrónico al departamento nacional de Canadá, quien contestó que investigaría la materia con «sincero interés». El viernes, la Armada canadisense anunció que iba a desplegar un barco para investigar el objetivo, y recordó que los informes con que cuenta el gobierno explican que la bomba es falsa y que representa un riesgo bajo de detonación nuclear.

«Sin embargo, queremos asegurarnos e investigar más», dijo un portavoz de la Armada. Un equipo de artificieros determinará el riesgo, si lo hay, que supone el objeto y si debe ser retirado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios