Internacional

Los brasileños salen a calle para pedir elecciones y oponerse al Gobierno de Temer

Hubo más de 100.000 manifestantes, según los organizadores. El presidente declaró que sus detractatores no eran más que «40 personas que rompen autos»

Manifestantes pidiendo la convocatoria de elecciones y la dimisión de Temer
Manifestantes pidiendo la convocatoria de elecciones y la dimisión de Temer - REUTERS
Verónica Goyzueta São Paulo - Actualizado: Guardado en:

Decenas de miles de manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades brasileñas este domingo para pedir la convocatoria de elecciones directas y la salida del presidente recién investido, Michel Temer. Los organizadores de la manifestación en la avenida Paulista, la mayor de todas, informaron que había más de 100 mil personas en la protesta.

Los manifestantes llevaban carteles con el mensaje «Fora Temer» y «Directas Ya», la misma frase de las protestas que pedían la vuelta de la democracia durante la dictadura en los años 80. Los participantes repitieron el lema «Somos más de 40 personas», en referencia a la declaración de Temer que el sábado minimizó la protestas contra su Gobierno, durante su primer viaje oficial a China. «Son sólo 40 personas que rompen autos», declaró el mandatario a periodistas chinos sobre su baja popularidad del 13%.

La Policía de Brasil ha empleado gases lacrimógenos para dispersar a miles de manifestantes en la localidad de Sao Paul. La protesta fue encabezada por movimientos sociales y grupos de izquierda que apoyan a la expresidente Dilma Rousseff, destituída el miércoles. Los disturbios se suman a la larga cadena de manifestaciones en apoyo de la expresidenta que se suceden desde su destitución. Además, Rousseff ya ha dejado claras sus inteciones de volver a la vida política.

A diferencia de lo ocurrido en algunas de las manifestaciones previas que tuvieron lugar esta semana, la concentración de este domingo transcurrió de manera pacífica y no se registraron enfrentamientos con la policía.

Las autoridades de la ciudad habían considerado desautorizar esta manifestación por celebrarse en la Avenida Paulista, por donde hoy también debía pasar la antorcha de los Juegos Paralímpicos, sin embargo, finalmente optaron por permitir que los ciudadanos se manifestaran unas horas después del paso de la llama.

El recorrido de la antorcha se produjo sin ningún tipo de incidente, pese a que ya comenzaban a concentrarse algunas personas que tenían previsto acudir a la manifestación, que fue convocada por organizaciones sociales como el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y la Central de Movimientos Populares (CMP).

«Queremos 'Directas ya', es lamentable que treinta años después el pueblo tenga que volver a las calles por el mismo motivo», declaró al diario Folha de Sao Paulo el líder del MTST, Guilherme Boulos, en referencia a las elecciones presidenciales directas que exigían los brasileñosen los últimos años de la dictadura militar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios