El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi di Maio, sale de la reunión mantenida con su colega de la ultraderechista Liga Norte (LN), Matteo Salvini, en Roma, Italia, el 11 de mayo del 2018
El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi di Maio, sale de la reunión mantenida con su colega de la ultraderechista Liga Norte (LN), Matteo Salvini, en Roma, Italia, el 11 de mayo del 2018 - EFE

El borrador de Gobierno M5E-Liga incluye una propuesta para que Italia deje el Euro

Liga Norte y M5E afirman que el borrador, con fecha del lunes, ha sido modificado. Los populistas tienen la idea de pedir al BCE la cancelación de 250.000 millones de euros

Alarma en Bruselas y en el mundo económico por las pretensiones de los populistas italianos, cuyos líderes afirman que hoy podría cerrarse el acuerdo para la formación de gobierno

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

Se encienden todas las alarmas en Italia y en la Unión Europea, al difundirse anoche un borrador del acuerdo entre el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte, de extrema derecha.

Se trata de una propuesta bomba: Un capítulo que pone en discusión el euro haciendo posible la salida de Italia de la moneda única. Otra propuesta sorprendente es la de pedir al Banco Central Europeo (BCE) la cancelación de 250.0000 millones de la deuda pública (prácticamente el 10 % de la deuda pública italiana que alcanza el 132 % del PIB). Igualmente polémico es el acuerdo de quitar las sanciones a Putin. El borrador, publicado por el digital «Huffington Post», está fechado el lunes por la mañana, es decir, después de las reuniones que los técnicos y los líderes del M5E, Luigi di Maio, y de la Liga Norte, Matteo Salvini, habían mantenido el sábado y el domingo en Milán.

En Europa se desató el pánico al conocer el borrador. Los dos partidos populistas indicaron en una nota conjunta, tras hacerse público el texto, que había sido modificado en el curso de las dos últimas reuniones, las del lunes y martes. De todas formas, fuentes del M5E confirman el acuerdo sobre la idea de pedir al BCE la cancelación de 250.000 millones de títulos de Estado que el Banco Central Europeo tendrá en su balance al final del Quantitative Easing (la intervención del BCE en política monetaria para estimular el crecimiento económico). Además, los dos partidos acordaron crear una especie de fondo inmobiliario para vender patrimonio público por valor de 200.000 millones de euros. Después de estas revelaciones, hoy baja la Bolsa de Milán (-0,50), siendo la peor de Europa, mientras sube la prima de riesgo a 140 puntos, prácticamente el doble que la española.

Renegociar los tratados

El borrador del acuerdo y la pretensión de la Liga y del M5E de «renegociar los tratados de la Unión Europea» y «modificar radicalmente» el Pacto de Estabilidad, sembrará inquietud en el mundo económico y en Bruselas. Se explican así sobradamente las preocupaciones europeas que dominan en los últimos días, particularmente ayer, con tres miembros de la Comisión Europea, advirtiendo sobre la intención de los dos partidos populistas con relación a las cuentas públicas y la inmigración. «Las reglas europeas deben ser respetadas por todos», se advirtió desde la Comisión. Matteo Salvini respondió que se trata de una «inadmisible injerencia de Europa que amenaza y chantajea».

Hoy día decisivo

Espoleados por las advertencias procedentes de Bruselas, Di Maio y Matteo Salvini parece que se han propuesto acelerar su negociación para la formación de gobierno. El líder de la Liga señaló que «se está cerrando el acuerdo», mientras Di Maio precisaba que este miércoles «quizás se cierre». Ante las dificultades que están teniendo para ponerse de acuerdo en un nombre que presida el Consejo de Ministros, Di Maio y Salvini están jugando una última carta: Se sucederían el uno al otro en la jefatura del gobierno. En la mitad de la legislatura Di Maio sería el primer ministro, y luego Salvini tomaría el relevo. Otro nombre que figura en las quinielas es Giancarlo Giorgetti, brazo derecho de Salvini y jefe del grupo parlamentario de la Liga en el Congreso de los diputados.

Ambos partidos someterán el acuerdo a la votación de sus inscritos durante el fin de semana.