Internacional

Berlusconi, espejo de Donald Trump

Una lección para Norteamérica: el exprimer ministro italiano no fue Midas

Silvio Berlusconi y Donald Trump
Silvio Berlusconi y Donald Trump - AFP
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES Roma - Actualizado: Guardado en:

La victoria de Donald Trump ha resucitado a Silvio Berlusconi, ha dicho medio en broma y medio en serio el primer ministro italiano, Matteo Renzi. Bromas aparte, la verdad es que hoy la victoria de Trump parece una película ya vista en Italia. No es extraño que ahora se mire a Berlusconi como espejo de Trump, analizando sus cosas comunes, para imaginarse el futuro. Así lo hace “The Economist”, biblia del capitalismo, con este titular: “Los americanos podrían mirar a Italia para tener una muestra de lo que les espera”.

Trump terminó su discurso al proclamar su victoria con la misma frase patriótica que lo hizo Silvio Berlusconi en 1994 cuando se lanzó a la arena política: “Amo a mi país”. Los dos son multimillonarios que hicieron su fortuna partiendo del sector inmobiliario, coleccionaron mujeres, escándalos y agrios divorcios. Ambos se presentaron como una alternativa a la política convencional y ganaron las elecciones contra pronóstico. Con características similares en su populismo: Grandes manipuladores mediáticos, los dos lanzan grandes promesas, aun sabiendo que no se podrán cumplir, con ánimo de hacer soñar a un pueblo predispuesto a creer en los milagros, harto de la vieja clase política. Los dos tienen un ego estratosférico y se vanaglorian de sus atributos: sexuales, dinero, mujeres… Utilizan un lenguaje sencillo y eslóganes que se recuerden: La bajada de impuestos es su mensaje preferido.

Son grandes vendedores, en primer lugar de sí mismos. Berlusconi es amigo de Putin. Trump aprecia al líder ruso. No tienen gran programa político, pero prometen una revolución, “un milagro económico”. Berlusconi no fue Midas y fracasó en este empeño, por eso “The Economist" advierte: “Si hay una lección para los americanos es que el éxito como hombre de negocios no garantiza la capacidad de gestionar una economía”.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios