El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con su esposa Sara, a su llegada a Argentina
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con su esposa Sara, a su llegada a Argentina - Reuters

Benjamin Netanyahu no podrá ser detenido durante su visita a Argentina

En la primera visita de un primer ministro de Israel, tiene inmunidad absoluta

Actualizado:

Como estaba previsto, Benjamin Netanyahu llegó a Buenos Aires bajo extremas medidas de seguridad (físicas y judiciales). El primer ministro de Israel aterrizó este lunes con la tranquilidad de que su visita no estará empañada por alguna maniobra judicial imprevista que ponga en riesgo su libertad de movimientos y próximas escalas en Colombia y México. Las demandas de genocidio y acusaciones de delitos de lesa humanidad, que le tienen en primera línea de fuego, no se han traducido en una orden internacional de detención, por lo que su inmunidad en esta visita oficial es total.

La Embajada de Israel, después de poner a trabajar a sus abogados y asesores, perdió la zozobra que le tuvo, hasta la semana pasada, preocupada ante la hipótesis de un escenario que algunos compararon con el de Augusto Pinochet y su detención en Londres en 1998. El 16 de octubre de ese año, el exdictador chileno, -en aquel momento senador vitalicio-, fue arrestado en la clínica británica donde estaba ingresado por una hernia discal. La detención se produjo después de que el exjuez Baltasar Garzón la solicitara a Interpol por los delitos de genocidio, torturas y, entre otros, desapariciones forzadas.

En su estancia de menos de 48 horas, que termina este martes, Netanyahu no estará, bajo ninguna hipótesis, en una situación similar. Lo que sí le espera, en la primera visita a Argentina de un jefe del Estado de Israel desde su fundación en 1948, serán desplantes y manifestaciones en su contra de movimientos pro palestinos.

Causas contra Cristina Fernández de Kirchner

Esta visita de Netanyahu a Argentina, donde se concentra la mayor colectividad judía de Latinoamérica, se produce en un contexto judicial que afecta directamente la sensibilidad de Israel y a Cristina Fernández de Kirchner. El juez federal, Claudio Bonadío, unificó este lunes las causas vinculadas a la denuncia del difunto fiscal Alberto Nismancontra la expresidenta por traición a la patria y encubrimiento del atentado al edificio de la Amia (mutual israelí), que dejó un saldo de 86 muertos y centenares de heridos. La antigua embajada de Israel en Buenos Aires también fue objetivo de un atentado, en 1992, que la dejó reducida a escombros y donde se registraron 22 víctimas mortales.

El Gobierno de Mauricio Macri le hará entrega a Benjamín Netanyahu de los archivos desclasificados de Argentina relacionados con el holocausto. Argentina, ironías de la historia, fue refugio tanto de nazis como de judíos durante y después de la Segunda Guerra Mundial.