Accidente de avión Al menos 71 muertos al estrellarse en Colombia un avión con el equipo de fútbol brasileño Chapecoense

Según las autoridades colombianas, cuatro personas no embarcaron en la aeronave a última hora. Solo ha habido seis supervivientes a la tragedia

El avión trasladaba a 22 jugadores del Chapecoense, 28 acompañantes y personal técnico, 22 periodistas de medios brasileños y nueve tripulantes, - AFP
ABC.ES Colombia - Actualizado: Guardado en:

El número de víctimas mortales del accidente de avión en Colombia en el que viajaba el club de fútbol Chapecoense se ha reducido a 71, ya que las autoridades colombianas han informado de que cuatro personas no embarcaron a última hora en el avión. La nave llevaba a 77 personas a bordo, de las que solo seis han sobrevivido.

El balance, confirmado por el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia, es de seis heridos y 71 personas fallecidas. Las causas del accidente aéreo todavía son desconocidas, pero durante la tarde de este martes se han localizado las cajas negras de la aeronave.

Seis personas han sido rescatadas con vida de los restos de la aeronave, que se ha estrellado en Cerro Gordo de la Unión, en el departamento colombiano de Antioquia. «Parecía que no había más sobrevivientes pero en el fuselaje logramos recuperar otra persona», añadió el comandante de Policía de Antioquia. El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, ha confirmado los seis supervivientes. «No se descarta posibilidad de encontrar más personas con vida», indicó la UNGRD, que citó el nombre del defensa Hélio Hermito Zampier Neto como el último rescatado vivo. El jugador estaba perdido entre el fuselaje y lo encontraron cuando ya no esperaban más supervivientes.

Los equipos de rescate, en la zona
Los equipos de rescate, en la zona- POLICÍA DE ANTIOQUIA

El deportista fue rescatado en «pésimas condiciones, inestable hemodinámicamente con trauma craneoencefálico severo, fracturas abiertas de miembros inferiores, trauma de tórax y abdomen», señaló un miembro del cuerpo de bombero de Itagüí. El paciente, tras ser estabilizado hemodinámicamente, fue trasladado en una ambulancia medicalizada a la clínica del municipio de La Ceja, en Antioquia, a donde han sido llevados varios de los heridos de esta tragedia.

El avión de la compañía Lamia, con 77 personas a bordo, había partido del Aeropuerto Internacional Viru Viru en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y se estrelló en la zona del Cerro Gordo de la Unión, entre los municipios de La Unión y La Ceja, cuando se aproximaba al aeropuerto José María Córdoba de la ciudad colombiana de Medellín. «Confirmado, la aeronave con matrícula CP2933 transportaba al equipo @ChapecoenseReal. Al parecer hay sobrevivientes», dijo la terminal en un mensaje de Twitter.

El accidente tuvo lugar en torno a las 22.00 horas del lunes, cuando la aeronave sobrevolaba la zona del Cerro Gordo de la Unión y, por motivos que se desconocen, se precipitó contra el terreno. Según los datos mostrados por el portal FlightRadar24, la aeronave ha volado en círculos antes de estrellarse.

En su primer comunicado sobre el siniestro, el aeropuerto José María Córdova de Rionegro ha señalado que la aeronave había informado de que tenía «unas fallas eléctricas». «El avión pidió prelación para aterrizar en Rionegro, se le dio, pero luego se perdió el contacto», ha asegurado Alfredo Bocanegra, director de Aeronáutica Civil de Colombia.

El alcalde de La Ceja, Elkin Osorio, informó en Blu Radio de que han sido recuperados los cuerpos de 60 personas de los 71 fallecidos confirmados por las autoridades colombianas, entre ellos el ex del Atlético Cleber Santana y el antiguo jugador del Pontevedra Filipe Machado.

El futbolista brasileño Alan Ruschel, de 27 años, fue el primer superviviente del accidente, constató Efe en el hospital de la localidad de La Ceja, a donde empezaron a llegar los heridos. Ruschel, lateral izquierdo de 27 años, llegó conmocionado en una ambulancia, pese a lo cual preguntaba insistentemente por su familia y pedía que le guardaran el anillo de matrimonio.

Alan Ruschel, a su llegada al hospital
Alan Ruschel, a su llegada al hospital- EFE

«Gracias a Dios Alan está en el hospital, estado estable. Estamos rezando por todos los que todavía no fueron rescatados y fuerza para toda la familia», escribió su esposa Amanda Ruschel en la red social Instagram.

Además de Ruschel, que tiene heridas en el cráneo, han sido remitido a hospitales el arquero Marcos Danilo Padilha, que algunos medios como la BBC dan por muerto y ya no aparece en el último listado de supervivientes de Aerocivil, y Jackson Follmann, jugador de Chapecoense de 24 años.

También Ximena Suárez, auxiliar de vuelo boliviana ha sido trasladada a la Clínica San Juan de Dios, de La Ceja.

Otro de los supervivientes es el periodista deportivo rasileño Rafael Henze Valdormida, de Radio Oeste, que ha sido trasladado a la Clínica San Juan de Dios de La Ceja. «Está en unas condiciones estables, tiene una afección a nivel torácico y de costillas, pero se puede decir que está estable», afirmó Fernando Gil, del cuerpo de bomberos de Itagüí, municipio del área metropolitana de Medellín, que ayudan en las tareas de rescate.

En su último listado, Aerocivil incluye a Erwin Tumiri, técnico de la aeronave, trasladado a la Clínica Somer.

El jefe de la Policía Metropolitana en el Valle de Aburrá, el general José Acevedo Ossa, había informado horas antes de que «seis personas fueron rescatadas con vida, pero desafortunadamente una murió».

El capitán del cuerpo de bomberos de la vecina localidad de El Carmen de Viboral, Édison Gutiérrez, que ayudó a rescatar a Ruschel y a su traslado en ambulancia, creyó en un primer momento que habría «muchos sobrevivientes» porque «el avión no explotó» al caer a tierra.

En la aeronave, un Avro Regional Jet 85 de la línea aérea boliviana de vuelos chárter Lamia Corporation, viajaban 22 jugadores del equipo de fútbol brasileño Chapecoense, 28 acompañantes y personal técnico, 22 periodistas de medios brasileños y nueve tripulantes, según ha informado Aeronáutica Civil de Colombia.

Los periodistas en su mayoría eran de los canales Fox, TV Globo y de varias cadenas de radio y televisión del país, iban a cubrir el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana que el Chapecoense tenía previsto disputar mañana con Atlético Nacional en Medellín.

Restos del avión
Restos del avión- POLICIA ANTIOQUÍA

La delegación del Chapecoense salió el lunes desde Sao Paulo e hizo escala en el aeropuerto de Santa Cruz, donde embarcó en el avión que finalmente se estrelló en el departamento colombiano de Antioquia. Según ha informado el director del aeropuerto de Viru Viru, Adid Cabrera, el aparato no tenía fallos graves cuando despegó desde este aeródromo y que había sido sometido a un examen rutinario.

«Al avión se le hizo un chequeo de rutina, como siempre se hace a los vuelos chárter para tener un vuelo seguro. No se reportó fallas graves de la aeronave», ha asegurado Cabrera, en una entrevista concedida a la cadena Blu Radio.

El avión tenía al mando tripulación boliviana, informó a Efe el jefe del aeropuerto de Viru Viru, que señaló que su especialidad eran «los vuelos chárter con equipos de fútbol suramericanos y con los de Bolivia».

El accidente se produjo en las inmediaciones de los municipios de La Ceja y La Unión, ambos en el departamento de Antioquia y cercanos a Rionegro, donde está situado el aeropuerto José María Córdoba.

Aficionados del Chapecoense frente a la sede del club
Aficionados del Chapecoense frente a la sede del club- EFE

El Chapecoense tenía previsto disputarse este miércoles 30 de noviembre la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional en el estadio Atanasio Girardot, el principal campo deportivo de Medellín. El club Atlético Nacional ha lamentado el accidente en su cuenta en Twitter.

El presidente de Atlético Nacional, Juan Carlos de la Cuesta, confirmó que el avión es el mismo que el conjunto verde ha utilizado en varias ocasiones. «Se trata de la misma aeronave en la que nos trasladamos hace unas semanas a Paraguay, además la utilizamos cuando viajamos a La Paz, en Bolivia, a enfrentar a Bolívar». según señala en El Colombiano.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, ha lamentado la tragedia y ha manifestado su solidaridad con los familiares de las víctimas. «Es una verdadera tragedia lo que ha ocurrido esta noche. Lamentamos esta gran pérdida de vidas humanas y expresamos nuestra solidaridad con los familiares, amigos e hinchas del equipo Chapecoense", ha afirmado en un comunicado. Gutiérrez , que se ha desplazado hasta el lugar del siniestro aéreo en el municipio de La Unión, ha dicho que su equipo ha dispuesto «toda la colaboración necesaria técnica y humana para atender este accidente».

Cambio en los planes de vuelo

La delegación del club Chapecoense debió cambiar sus planes de vuelo a Colombia por una decisión de la autoridad de la aviación brasileña, que le impidió desplazarse a Medellín en un vuelo chárter, por lo que debió embarcar en un avión comercial que se estrelló anoche poco antes de llegar a Medellín.

Los jugadores del Chapecoense, que dirige Caio Júnior, se habían resignado a llegar esta madrugada al hotel y entrenarse solo este martes, en el estadio Atanasio Girardot, sede del partido de ida de la final, el compromiso más importante que había alcanzado el equipo en su historia de 43 años.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció hoy que suspende todas sus actividades «hasta nuevo aviso». La máxima autoridad del fútbol sudamericano indicó en un comunicado que «lamenta enormemente lo ocurrido» y que se mantiene en contacto con las autoridades colombianas. El presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, se dirige a Medellín para seguir de cerca el transcurso de los hechos.

«El sueño acabó»

La directiva del Chapecoense esperará a tener información más detallada de las autoridades colombianas para pronunciarse sobre el accidente del avión en el que viajaba el equipo brasileño. En su primera reacción tras conocerse la noticia del accidente, el vicepresidente, Ivan Tozzo, señaló que «la Asociación Chapecoense se reserva el derecho de aguardar el pronunciamiento oficial de las autoridades aéreas colombianas, a fin de emitir cualquier nota oficial sobre el accidente».

«Que Dios esté con nuestros atletas, dirigentes, periodistas y el resto de invitados que están junto a la delegación», concluyó el escueto mensaje de Tozzo divulgado en las redes sociales.

El presidente del Consejo Deliberativo del Chapecoense, Plinio Davis de Nes Filho, señaló en la cadena Globo: «Existen amigos de toda una vida que estaban en ese vuelo. Nos parece muy difícil que hayan sobrevivido. No era apenas un grupo de respeto mutuo, era un grupo familiar».

«Vivíamos en armonía y alegría muy grandes. Antes de embarcar, ellos decían que iban en busca de volver ese sueño realidad. Y el sueño acabó esta madrugada» lamentó.

El presidente de Brasil, Michel Temer, ha anunciado que ha decretado tres días de luto en el país y ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas del siniestro aéreo, un accidente que ha definido como una «tragedia» que ha afectado a «decenas de familias».

«En esta hora triste en que la tragedia se abate sobre decenas de familias brasileñas, expreso mi solidaridad», ha asegurado Temer. El presidente brasileño ha dicho que el Gobierno está poniendo «todos los medios» para «ayudar a los familiares» de las víctimas del siniestro y darles «toda la ayuda posible». «El Gobierno hará todo lo posible para aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y el periodismo nacional», ha señalado.

También el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha mostrado sus condolencias a las víctimas de la tragedia que ha enlutado a Brasil y Colombia y a todo el mundo del fútbol.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios