Inmediaciones de la comisaría donde se ha producido la explosión
Inmediaciones de la comisaría donde se ha producido la explosión - REUTERS

Varios heridos en la explosión de una bomba en una comisaría de Indonesia

El incidente ha tenido lugar tan sólo unas horas después de que una bomba casera explotara en una vivienda de la localidad de Sidoarjo, en la isla de Java, donde han muerto tres personas. El domingo por la mañana catorce personas murieron y otras 41 resultaron heridas en una serie de atentados suicidas llevados a cabo contra tres iglesias de Surabaya

Actualizado:

Varias personas resultaron heridas hoy en Indonesia en la explosión de una bomba enuna comisaría de Surabaya, donde desde ayer han muerto una veintena de personas en una serie de atentados con explosivos contra iglesias.

La bomba estaba oculta en una motocicleta conducida por dos personas hasta el control de seguridad de la entrada de la comisaría donde fue detonada por los suicidas, según imágenes de la cámara de seguridad difundidas en la televisión TV One.

Las imágenes muestran como al menos cuatro policías estaban en el control en el momento de la explosión, que ocurrió mientras otras dos personas circulaban en otra motocicleta por el mismo lugar.

El portavoz de la policía de la provincia de Java Oriental, Frans Barung Mengera, dijo en rueda de prensa que los cuatro agentes y otras seis personas, incluidos los dos asaltantes, fueron trasladados al hospital.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, calificó el nuevo ataque de «inhumano» y «cobarde» y afirmó que acelerará la revisión de la ley antiterrorista «tan pronto como sea posible», en una intervención televisada.

La acción tuvo lugar un día después de una serie de atentados coordinados contra tres iglesias de Surabaya, en los que murieron 17 personas y 45 resultaron heridas, y de la explosión de otra bomba en un apartamento al sur de la ciudad, que causó tres muertos y tres heridos más.

Los atentados contra las iglesias fueron perpetrados por una familia que había regresado de Siria, incluidas dos niñas de 9 y 12 años, y reivindicados por el Estado Islámico (EI).

Indonesia, donde el 88 por ciento de sus más de 260 millones de habitantes practican el islam y es el país del mundo con mayor número de musulmanes, declara la máxima alerta las semanas antes del ramadán por ser fechas elegidas por yihadistas para cometer atentados.

El país asiático ha sufrido varios atentados yihadistas, entre ellos el perpetrado en la turística isla de Bali en 2002, que causó 202 muertos.