Internacional

La Asamblea Nacional rechaza la decisión del TSJ venezolano de anular sus actuaciones

El presidente del ógano legislativo, Henry Ramos Allup, argumenta que las decisiones tomadas por la Sala Constitucional «violan expresamente la Constitución» y «no pueden ser acatadas por ningún poder público»

Los periodistas preguntan este martes al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup
Los periodistas preguntan este martes al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup - AFP
EP Caracas - Actualizado: Guardado en:

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Henry Ramos Allup, ha dejado claro que el organismo no va a acatar la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que declaró nulos los actos del Legislativo por no haber acatado una sentencia previa sobre la presencia de tres diputados elegidos por el Amazonas.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Asamblea ha defendido que «ningún órgano del poder público puede acatar ninguna decisión o acto que sea inconstitucional» y, según él, las decisiones tomadas por la Sala Constitucional «violan expresamente la Constitución» por lo que «no pueden ser acatadas por ningún poder público ni por ningún venezolano o venezolana de a pie». «Este poder no va a acatar, como hemos dicho mil veces, ningún acto que viole la Constitución», ha insistido, denunciando que la sala del TSJ «prácticamente lo único que hace es dictar sentencias contra la Asamblea Nacional».

Sentencia del Constitucional

Este lunes, la Sala Constitucional declaró «manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional, incluyendo las leyes que sean sancionadas, mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral». En virtud de dicha sentencia, se suspendió la proclamación de los diputados electos de Amazonas hasta que se aclaren las presuntas irregularidades en esos comicios. Sin embargo, el 28 de julio los tres diputados prestaron juramento de sus cargos ante la Asamblea Nacional, por lo que el 1 de agosto la Sala Electoral declaró en desacato al Parlamento e invalidó la toma de posesión.

La sentencia de este lunes declara expresamente «nula de toda nulidad, carente de validez, existencia y eficacia» la reforma a la Ley Orgánica que Reserva al Estado las Actividades de Exploración y Explotación de Oro. En opinión de Ramos Allup, la anulación de esta reforma se debe a que «toca a negocios muy gruesos en los que está involucrada gente del Gobierno». «Como les tocamos el bolsillo esta ley es inconstitucional», ha añadido.

Golpe de Estado

Por su parte, el segundo vicepresidente de la Asamblea Simón Calzadilla, ha denunciado que «la desarticulación del Parlamento constituye un golpe de Estado de facto que inhabilita la eficiencia del Poder Legislativo». «Con este golpe de Estado del TSJ a la Asamblea Nacional se castra la voluntad popular y se desvirtúa el sufragio», ha opinado, según recoge «El Nacional».

Asimismo ha advertido de que si el TSJ acepta la petición del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de retirar la inmunidad a los parlamentarios, «sería un punto de quiebre y Venezuela terminaría de convertirse en un Estado forajido».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios