Internacional

El asaltante somalí de Ohio había amenazado a EE.UU. en Facebook

Antes de ser abatido por la Policía, el refugiado, de 18 años, hirió a once personas con su coche y un cuchillo

Uno de los escenarios del ataque en el campus de la universidad de Ohio
Uno de los escenarios del ataque en el campus de la universidad de Ohio - REUTERS
AGENCIAS Washington - Actualizado: Guardado en:

El autor del ataque que dejó hoy once heridos en una universidad de Ohio (Estados Unidos) el lunes y que resultó muerto es un joven de origen somalí identificado como Abdul Razak Ali Artanm, según informaron fuentes policiales a las cadenas CBS y NBC. El joven, cuya identidad no ha sido confirmada públicamente, arrolló con su vehículo a un grupo de personas en el campus de la Universidad Ohio State en Columbus, para después salir y atacar indiscriminadamente con un cuchillo de carnicero, explicó en rueda de prensa el portavoz de la misma, Ben Johnson.

Por el momento se desconoce el móvil del suceso y las autoridades no descartan ninguna hipótesis, tampoco el terrorismo yihadista, aunque no se ha vinculado al sospechoso, que fue abatido por la policía, con ningún grupo hasta ahora.

Según las fuentes de la NBC, el atacante es un refugiado somalí de 18 años que estudiaba en la universidad y que salió de su país junto a su familia en 2007. Después vivió en Pakistán y en 2014 llegó a Estados Unidos como residente permanente.

De acuerdo con varios medios norteamericanos, Artan habría lanzado amenazas contra EE.UU. en Facebook minutos antes del ataque con visos terroristas. "¡Ya no puedo más América! Abandona tu injerencia en los países extranjeros, sobre todo en la Umma (comunidad musulmana). No somos débiles. No somos débiles. Acuerdate de eso", se recoge, según la cadena ABC, en una página de Facebook, que fue desactivada después del ataque.

Los once heridos, que no corren peligro de muerte, están siendo atendidos en varios hospitales de Columbus, la capital de Ohio.

El atacante fue abatido a tiros en cuestión de un minuto por un agente de la policía de la universidad, cuya rápida respuesta evitó "una tragedia mayor", según dijo a los medios el presidente de la universidad, Michael Drake. Los agentes, entre ellos los del Buró Federal de Investigaciones (FBI), buscan ahora pistas en el vehículo del atacante y su residencia, según informan medios locales.

En un principio hubo rumores de un segundo sospechoso pero, tras varios registros en las instalaciones del centro, las autoridades han concluido que el atacante actuó solo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios