El presidente palestino, Mahmud Abás (d), y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una rueda de prensa tras su reunión en la ciudad cisjordana de Ramala
El presidente palestino, Mahmud Abás (d), y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una rueda de prensa tras su reunión en la ciudad cisjordana de Ramala - efe

Abás critica las «mentiras» de Netanyahu sobre el Holocausto tras reunirse con Ban Ki Moon

Actualizado:

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, ha reprochado al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sus «mentiras» sobre el Holocausto, horas después de que este último acusase a un muftí palestino de aconsejar a Adolf Hitler que quemase a los judíos.

Según Abás, Netanyahu pretende con este tipo de polémicas «evitar» su responsabilidad en el respeto de derechos de los palestinos. El presidente de la Autoridad Palestina ha instado al pueblo israelí a «responder» a las «mentiras» de su primer ministro «sobre el nazismo y el Holocausto», según la agencia de noticias Maan.

Abás se ha referido a las declaraciones de Netanyahu tras mantener una reunión en Ramala con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que el martes ya se encontró con el jefe del Gobierno de Israel. Estas reuniones se enmarcan dentro de la escalada de violencia que sacude la zona desde principios de octubre.

El líder palestino ha reclamado un «sistema de protección internacional» frente a la violencia de la «ocupación» y al «castigo colectivo» que Israel inflige a toda la comunidad. En otras cuestiones, ha criticado la demolición de viviendas con la que se castiga a las familias de quienes han cometido algún ataque.

Además, Abáas también ha denunciado «violaciones» en lugares santos como la Explanada de las Mezquitas y ha apuntado que este tipo de abusos sientan las bases para un «conflicto religioso». Netanyahu, sin embargo, ha responsabilizado a la otra parte de actuar con violencia en zonas de especial protección.

El papel de la ONU

Abás, que confía en que «Palestina se convierta pronto en un Estado de pleno derecho de la ONU», ha agradecido los esfuerzos de la organización en aras de la paz. En este sentido, ha citado la ley internacional como instrumento clave para terminar con la «ocupación» israelí.

Ban ha insistido en la necesidad de avanzar en una solución política que, a día de hoy, parece estancada. El máximo responsable de Naciones Unidas ha pedido a las dos partes que «elijan la paz» por encima de una violencia que, según sus palabras, «no es el camino».

«La violencia no traerá una paz justa y duradera», ha añadido, antes de volver a defender la solución de dos Estados y de criticar la «ilegal» actividad de Israel en los asentamientos de Cisjordania, según un comunicado de la ONU.

No obstante, la resolución política del conflicto parece lejos en un escenario en el que «el desafío más urgente» es poner fin a la actual ola de violencia, sobre la cual Ban se ha mostrado «profundamente preocupado». El líder de la ONU ha instado a las dos partes a no caer en «provocaciones».