El presidente de Irán, Hasán Rohani
El presidente de Irán, Hasán Rohani - efe

Rohani dice que Irán y EEUU «han dado los primeros pasos para reducir su enemistad»

El presidente iraní cree que «se ha elegido el camino correcto» con el acuerdo nuclear y abre la posibilidad de una futura cooperación para combatir al Estado Islámico en Siria

Actualizado:

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha afirmado este domingo que Teherán y Washington «han dado los primeros pasos para reducir su enemistad» a raíz del acuerdo nuclear, si bien ha subrayado que «la distancia, los desacuerdos y la falta de confianza no desaparecerán pronto».

«Lo que es importante es la dirección en la que nos encaminamos. ¿Nos dirigimos a amplificar la enemistad o a reducirla? Creo que hemos dado el primer paso para reducir esta enemistad», ha argumentado.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CBS, el mandatario iraní ha subrayado que el acuerdo «fue muy difícil de lograr», defendiendo que «se ha elegido el camino correcto».

«Estoy muy contento porque se han dado pasos extremadamente importantes, y estamos en el proceso de dar los últimos pasos», ha apuntado, en referencia al debate en el Congreso de Estados Unidos sobre la aprobación del texto.

Asimismo, ha sostenido que era «predecible» que existieran voces que se oponen al acuerdo, argumentando que «un problema de esta importancia no puede resolverse sin que haya oposición».

«Uno se sorprende por los comentarios que no son agradables. Algunos grupos y partidos políticos pueden estar contra el acuerdo, pero los gobiernos del mundo lo han aplaudido», ha defendido Rohani.

«La oposición en Irán ha sido feroz. El acuerdo ha sido atacado en la televisión estatal y en los periódicos de línea dura. El jefe de la Guardia Revolucionaria ha dicho: 'Nunca lo aceptaremos'», ha recordado.

Concesiones

En este sentido, ha apuntado a «similitudes» entre la oposición a la que hace frente el acuerdo en Irán y Estados Unidos. «Es natural que los opositores intenten sacar siempre lo máximo» ha manifestado.

«En un acuerdo, ninguna de las partes logra el máximo. Ambas partes tienen que hacer concesiones para alcanzar un acuerdo, por lo que la persona que pide el máximo protesta», ha explicado.

Así, el presidente iraní ha explicado que Teherán ha hecho importantes concesiones para lograr el acuerdo, si bien ha sostenido que «si un país ha estado siempre detrás de obtener esta tecnología con fines pacíficos, no ha perdido nada».

«Queríamos que se corrigiera la acusación incorrecta de que Irán quiere obtener armas nucleares y dejar claro que el objetivo de Irán son las actividades pacíficas. En este acuerdo hemos aceptado limitaciones durante un periodo de tiempo para generar más confianza en el mundo», ha dicho.

«El acuerdo requiere un salto de fe por parte de dos enemigos. Los iraníes siempre han insistido en que su programa nuclear es pacífico (...), pero hay pocas dudas de que saben cómo construirlas y tenían la capacidad de hacerlo», ha reconocido.

«Ahora, Irán tendrá que sacar del país el 98% de su uranio enriquecido, detener miles de centrifugadoras, cerrar su instalación de enriquecimiento a prueba de bombas en Fordow, desactivar su reactor de agua pesada en Arak y someterse a rigurosas inspecciones internacionales», ha resaltado.

El Gran Satán

Por otra parte, y tras ser preguntado sobre las referencias a Estados Unidos como el 'Gran Satán', Rohani ha defendido que «en el lenguaje religioso es utilizado para hacer referencia a un poder que engaña a otros o cuyas palabras no son claras o no se ajustan a la realidad».

«Lo que puedo decir es que Estados Unidos ha cometido muchos errores en el pasado respecto a Irán, y debe corregir dichos errores», ha resaltado el mandatario iraní.

Asimismo, ha dicho que el eslogan 'Muerte a América' «no es contrario al pueblo estadounidense». «Nuestro pueblo respeta al pueblo estadounidense. El pueblo iraní no busca una guerra con ningún país», ha manifestado.

«Sin embargo, las políticas de Estados Unidos han sido contrarias a los intereses nacionales del pueblo iraní. Es comprensible que la gente muestre sensibilidad hacia este asunto», ha resaltado.

«Cuando se produjo el levantamiento contra el sah (en 1979), Estados Unidos le apoyó firmemente hasta el último momento. En los ocho años de guerra con Irak (1980-1988), Estados Unidos apoyó a (Sadam) Hussein. La gente no olvida estas cosas. No podemos olvidar el país, pero al mismo tiempo nuestra mirada debe ser hacia el futuro», ha explicado.

«Si Estados Unidos deja de lado la enemistad, si inicia la buena fe y si compensa por el pasado, la situación futura entre Estados Unidos e Irán cambiará», ha recalcado Rohani.

Áreas de cooperación

En este sentido, ha argüido que «existen muchas áreas en las que es posible que existan objetivos o intereses comunes». «Lo que es importante es que en el acuerdo nuclear ambas partes actúan. Aplicarlo de forma correcta creará un nuevo ambiente», ha puntualizado.

En este sentido, ha dicho que, pese a que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha afirmado que no habrá cooperación más allá del acuerdo, «existe coordinación militar indirecta entre los bombardeos estadounidenses y las milicias respaldadas por Irán que combaten al Estado Islámico en Irak».

«Oficialmente, se está haciendo a través del Ejército de Irak. Existe también la posibilidad de una futura cooperación en Siria», ha adelantado. Irán ha sido uno de los principales respaldos del Gobierno de Bashar al Assad en el marco del conflicto.

«En un país en el que un largo segmento de territorio ha sido ocupado por terroristas, en el que hay derramamiento de sangre, millones de personas desplazadas... ¿cómo es posible que combatamos a los terroristas sin apoyar y ayudar al Gobierno de ese país?», se ha preguntado.

«Por supuesto, cuando hayamos combatido el terrorismo y garantizado la seguridad, será momento de hablar de la Constitución, de que el futuro régimen hable y de que la oposición y sus seguidores se sienten en la mesa (de diálogo), pero durante una situación de ocupación, ¿qué opciones existen?», ha remachado.