Foto de archivo del 8 de marzo de 2007 y facilitada por la oficina de la Presidencia iraní que muestra al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (c), mientras inspeccionan la central nuclear de Natanz, en el centro de Irán
Foto de archivo del 8 de marzo de 2007 y facilitada por la oficina de la Presidencia iraní que muestra al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (c), mientras inspeccionan la central nuclear de Natanz, en el centro de Irán - efe

Los hitos de la crisis nuclear iraní que han puesto en jaque a Occidente

Actualizado:

El acuerdo nuclear entre Irán y las potencias occidentales del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia más Alemania) ha sido cerrado finalmente este martes, según fuentes rusas e iraníes, y se espera una confirmación oficial y más detalles sobre el documento en las próximas horas. Entretanto, ABC recopila las fases más recientes de la crisis nuclear iraní, desde la llegada del conservador Mahmud Ahmadineyad hasta la consecución de las negociaciones.

2003-2004 Localizaciones nucleares secretas

Después de la revelación de las localizaciones nucleares secretas en Natanz y Arak en agosto de 2002, Irán acepta una inspección de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). Esta descubre trazas de uranio enriquecido y fija un ultimátum para septiembre de 2003.

El 21 de octubre de 2003, Irán se compromete a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio a propósito de una visita inédita a Teherán de los jefes de la diplomacia francesa, alemana y británica. El 7 de noviembre de 2004 se llega a un acuerdo.

2005-2008 - Llegada de Ahmadinejad

El 8 de agosto de 2005, el conservador Mahmud Ahmadinejad se hace con el poder en Irán y retoma el enriquecimiento de uranio en Ispahan. Las potencias europeas rompen las negociaciones.

Los cinco grandes (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia) deciden llevar la cuestión nuclear iraní al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Irán los desafía: anuncia el 11 de abril un porcentaje de uranio enriquecido (3,5%) por primera vez en su historia y retira una propuesta de los cinco grandes más Alemania de parar el enriquecimiento, inaugurando una fábrica de agua pesada (elemento indispensable para moderar y refrigerar el funcionamiento de los reactores nucleares).

El 23 de diciembre de 2006, la ONU impone sus primeras sanciones a Irán, que va reforzando progresivamente con el beneplácito de Estados Unidos y la Unión Europea.

Las negociaciones no fructifican. Irán anuncia en 2007 haber superado las 3.000 centrifugadoras, número simbólico porque permite virtualmente la fabricación de una bomba atómica. Actualmente hay 20.000, la mitad en funcionamiento.

2009-2012 - Enriquecimiento al 20% y embargo europeo

En 2009, el recién elegido presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con un discurso más conciliador hacia Oriente Próximo, tiende la mano a Irán ofreciendo superar treinta años de conflicto. Entonces, Teherán inaugura una fábrica de combustible nuclear en Ispahan. El 25 de septiembre, Obama y altos dirigentes franceses y británicos denuncian la construcción secreta de una segunda localización secreta de enriquecimiento en Fordo.

El 9 de febrero de 2010, después del fracaso iraní de enriquecer uranio en terceros países, Irán comienza la producción de uranio enriquecido al 20% en Natanz.

En este contexto, Israel ya habla de un ataque preventivo y la AIEA publica en noviembre de 2011 un informe sobre una posible dimensión militar del programa iraní.

La UE decide el 23 de enero de 2012 congelar los fondos depositados en el Banco Central de Irán así como imponer un embargo petrolero a partir del 1 de julio. Las negociaciones del 5+1 son retomadas en abril tras quince meses de suspensión.

2013 - Acuerdo preliminar

Elegido en junio, el presidente iraní Hassan Rohani, ex negociador nuclear, obtiene el aval del Guía Supremo Ali Jamenei para negociar. Washington y Teherán inician unos diálogos en secreto en Omán.

El 27 de septiembre, tras un encuentro entre ministros de Irán y el 5+1 Rohani y Obama hablan por teléfono, marcando un hito histórico puesto que era la primera llamada que se da entre los líderes de EE.UU. e Irán desde la revolución de los ayatolás en 1979.

El 24 de noviembre, comienzan las negociaciones en Ginebra sobre un acuerdo para seis meses limitando las actividades nucleares sensibles mediando para un levantamiento parcial de las sanciones.

2014 - Prolongación de las negociaciones

Las negociaciones para un acuerdo definitivo comienzan el 18 de febrero y se extenderán en otras dos fases, con un acuerdo preliminar como telón de fondo. Irán anuncia el 27 de agosto la modificación del reactor de Arak para limitar la producción de plutonio.

2015 - Hacia un acuerdo histórico

En un momento en el que la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico se convierte en prioritaria para tanto Irán como las potencias occidentales, Obama debe seguir con la campaña para el acuerdo con el bloqueo continuo de un Congreso dominado por los republicanos, mientras que Israel y Arabia Saudí continúan su lucha contra las negociaciones.

Los negociadores, que prolongan regularmente la consecución del acuerdo, se reúnen el pasado 2 de abril para poner encima de la mesa una hoja de ruta que lleve al acuerdo histórico.

Este 14 de julio, en Viena, se llega por fin al acuerdo histórico nuclear entre Irán y las potencias occidentales, tras 21 meses de negociaciones y una ronda final de 17 días. Con él se pretende garantizar que el programa nuclear iraní no pueda tener objetivos militares. A cambio, acuerdan levantar las sanciones y el embargo que están asfixiando la economía del país persa. Por último, el texto abre la vía para una posible normalización de las relaciones económicas de Irán y la comunidad internacional.