El líder de Kulanu, Moshe Kahlón, tras conocer los resultados
El líder de Kulanu, Moshe Kahlón, tras conocer los resultados - reuters
Elecciones israel 2015

Kulanu, partido revelación en Israel y pieza clave para las negociaciones de Netanyahu

Actualizado:

Más allá de la sorprendente -por lo que anticipaban las encuestas- victoria del líder de Likud, Benjamin Netanyahu, las elecciones en Israel han dejado un partido revelación: el de centroderecha Kulanu, encabezado por un exlikudista, Moshé Kahlon, que, con sus diez escaños, se ha convertido además en una pieza clave para formar Gobierno.

«Estamos muy, muy satisfechos», ha declarado Kahlón a una televisión local, ante la que ha asegurado que defenderá sus ideales sociales. «El partido Kulanu ha enarbolado la bandera social y en las negociaciones exigiremos soluciones al problema de la vivienda y a la carestía de la vida», ha precisado.

Escindido del Likud hace dos años por divergencias con el primer ministro, Kahlón ha insistido en que su formación «seguirá su camino en defensa de la clase media y baja».

«Netanyahu me llamó y me dijo que era serio en sus intenciones de (lanzar) una política social», ha concluido. Eso sí, hasta ahí sus declaraciones sobre sus intenciones ahora que se conoce su papel determinante en los planes del renovado primer ministro. En esas mismas declaraciones Kahlón se ha negado nuevamente a revelar sus cartas y a aclarar si recomendará a Netanyahu ante el jefe del Estado, Reuvén Rivlin, encargado de entregar el mandato para la formación de gobierno.

Por su parte, Netanyahu, que finalmente se ha impuesto por un claro margen a la coalición de centroizquierda Campo Sionista, ha informado este miércoles de que tiene la intención de formar gobierno en el plazo máximo de dos o tres semanas.

Así lo ha afirmado esta mañana a través de un comunicado del Likud en el que este partido precisa que Netanyahu «ya ha hablado con todos los partidos con representación parlamentaria que ve como socios para su nuevo gobierno», su tercero consecutivo y el cuarto de su carrera.

Según la nota, se trata de los dirigentes de la formación Hogar Judío, Naftalí Bennet; el de Kulanu, Moshé Kahlón; de Israel Beitenu, Avigdor Lieberman; del Shas, Arie Deri; y los del Judaísmo Unido de la Torá, Moshé Gafni y Yaacov Litzman.

Con ellos, el primer ministro israelí podría alcanzar una mayoría parlamentaria de 67 de los 120 escaños del Parlamento, y con una coalición exclusivamente de derechas y de ultraortodoxos, es decir, de las más homogéneas que ha tenido el país en las últimas dos décadas.