Simpatizantes del partido Laborista
Simpatizantes del partido Laborista - reuters

Netanyahu y los laboristas comienzan a hablar con otras formaciones para formar Gobierno

Actualizado:

El líder del partido Likud y primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu, y el líder de la coalición Unión Sionista, Isaac Herzog, han llamado al líder del partido ultraortodoxo Shas, Aryeh Deri, para pedirle una reunión para estudiar una posible coalición de gobierno. Según informa el diario israelí 'Yedioth Aharonoth' en su edición digital, Deri ha accedido a reunirse con Netanyahu este mismo miércoles y a hablar con Herzog también ese día.

Las encuestas pronostican un empate entre el Likud del actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, y la coalición Unión Sionista de Herzog y la centrista Tzipi Livni. Ambos conseguirían unos 27 de los 120 escaños de la Knesset o Parlamento israelí, mientras que el Shas obtendría unos siete escaños del total de 120 con los que cuenta la Cámara.

Asimismo, Netanyahu ha mantenido ya los primeros contactos con el líder del partido ultraortodoxo Hogar Judío (Bayit Yehudi), Naftali Bennett, para negociar la formación de un gobierno de coalición de derechas, informa el diario israelí 'The Jerusalem Post' en su edición digital.

Pero pese a las posibles alianzas, superar los 61 escaños que otorgan la mayoría absoluta parece lejano todavía. Y más cuando la dirigente del partido izquierdista israelí Meretz, Zehava Galón, ha llamado este martes al líder laborista, Isaac Herzog, a no formar un Gobierno de unidad con Netanyahu, en empate técnico según sondeos a pie de urna. Antes, Netanyahu se ha referido precisamente a esta posibilidad al depositar el voto, aunque para descartarla: «No habrá un gobierno de unidad con el Partido Laborista».