Kerry (izq) y Netanyahu (der) el pasado día 15 en Roma
Kerry (izq) y Netanyahu (der) el pasado día 15 en Roma - afp

Netanyahu reclama a la UE que meta otra vez a Hamás en su lista de organizaciones terroristas

Un tribunal comunitario ha determinado este miércoles que debía ser excluida de esa lista

Actualizado:

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha reclamado a la Unión Europea que vuelva a incorporar al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en su lista de organizaciones terroristas, después de que un tribunal comunitario determinara que debía ser excluida de esa lista.

«Esperamos que vuelvan a poner inmediatamente a Hamás en la lista», ha afirmado Netanyahu en un comunicado. «Hamás es una organización terrorista asesina que en sus estatutos declara su objetivo de destruir a Israel», ha apostillado.

El jefe del Gobierno israelí ha reaccionado así a la decisión del Tribunal General de la UE (TJUE) de anular, por motivos de procedimiento, la inclusión de Hamás en la lista terrorista europea. No obstante, el fallo mantiene temporalmente los efectos de las medidas anuladas, durante tres meses, con el fin de garantizar la eficacia de la congelación de activos a la espera de que los 28 corrijan la decisión.

La UE incluyó a Hamás en su lista de organizaciones terroristas desde su creación en 2001 y la ha mantenido desde entonces. Hamás presentó recurso contra esta decisión ante la justicia europea.

En su fallo de este miércoles, el Tribunal General ha dictaminado que la inclusión de Hamás en la lista terrorista no se basa en hechos examinados y confirmados por parte de las autoridades competentes sino en imputaciones de hechos basados en informaciones de prensa e Internet.

El Tribunal recuerda que la normativa de la UE y su propia jurisprudencia establece que una decisión de este tipo de incluir a una organización en la lista terrorista y congelar sus bienes no puede basarse en informaciones de prensa e Internet sino que tiene que estar fundada en «elementos que hayan sido examinados y confirmados en decisiones de las autoridades nacionales competentes».

Por ello, la sentencia anula la inclusión de Hamás en la lista terrorista, aunque mantiene temporalmente los efectos de esta medida «con el fin de garantizar la eficacia de cualquier posible congelación futura de fondos». Los efectos se mantienen durante un periodo de tres meses o, si se presenta un recurso ante el Tribunal, hasta que se resuelva este recurso.