Obras en Jerusalén Este este martes
Obras en Jerusalén Este este martes - REUTERS

Palestina pide una reunión del Consejo de Seguridad tras el anuncio de nuevas colonias judías

Actualizado:

Palestina ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que se reúna de urgencia para abordar a la situación en Oriente Medio y responder a la decisión del Ejecutivo israelí de autorizar la construcción de más de mil viviendas en colonias judías en Jerusalén Este, ocupada por Israel desde 1967.

«Llamamos al Consejo de Seguridad a convocar inmediatamente una reunión de urgencia para abordar esta situación de crisis», ha señalado en una carta dirigida a la Presidencia del Consejo el representante palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansur.

Según Mansur, el Consejo debería solicitar a Israel el «fin completo de sus violaciones y comprometerse con un camino hacia la paz que ha abandonado clara y temerariamente».

Además, ha llamado a toda la comunidad internacional a exigir a las autoridades israelíes el fin de la ampliación de los asentamientos y otra «provocaciones» en territorio palestino.

La carta llega después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenase la planificación de un millar de viviendas en Jerusalén Este y de nuevas infraestructuras en Cisjordania, ambos territorios ocupados en 1967.

Netanyahu ha tomado esta decisión después de las últimas presiones de sus socios ultranacionalistas y procolonos en la coalición de Gobierno para acelerar la ampliación de los asentamientos, ilegales según la ley internacional.

Las autoridades palestinas han denunciado, además, una propuesta legislativa israelí para cambiar el statu quo de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén y la confiscación de 35 viviendas palestinas en el barrio de Silwán «por colonos extremistas apoyados por el Estado».

En las últimas semanas, Palestina trata de hacer avanzar en la ONU una propuesta de resolución destinada a fijar una fecha límite para poner fin a la ocupación israelí, un texto que por ahora no ha sido abordado oficialmente por el Consejo de Seguridad.