Historia

El misterio de la estatua perdida de Colón que fue vandalizada y escondida por el chavismo

En 2004, después de que Chávez cambiara el nombre de la fiesta del 12 de octubre por el de «Día de la resistencia indígena», esta escultura fue derribada de una plaza de Caracas. ¿Dónde ha ido a parar?

La estatua es arrastrada por Caracas
La estatua es arrastrada por Caracas - ABC

Corría el año 2002 cuando Hugo Chávez firmó un decreto según el cual la fiesta del 12 de octubre cambiaría su nombre en Venezuela. Rubrica mediante, la jornada pasó de llamarse «Día de la Raza» (antigua denominación del día de la Hispanidad) a «Día de la Resistencia Indígena». Una decisión a pesar de la cual no se eliminó de la Plaza Venezuela de Caracas una estatua de Cristóbal Colón que había sido encargada al escultor Rafael de la Cova,

Durante dos años, aquella estatua permaneció en la capital. Sin embargo, el 12 de octubre de 2004 todo cambió cuando cerca de mil personas se personaron en la céntrica plaza y, mediante cuerdas, tiraron al almirante de su pedestal.

Y no quedó en ese punto la cosa, sino que, una vez en el suelo, pintarrajearon la escultura y la arrastraron por el suelo. Desde entonces, y tal y como ha desvelado hoy la cadena BBC, permanece en paradero desconocido. ¿Dónde se encuentran sus restos?

La BBC ha intentado desvelar este misterio sin éxito. Un enigma que comenzó de la mano de algunos líderes estudiantiles de como Roland Denis (entonces director de Economía Social del Ministerio de Planificación en el gobierno de Chávez), quien ha sido entrevistado por la cadena británica.

«Lo que hicimos fue armar un juicio a Colón, un juicio simbólico. Después de la condena, rápidamente se hizo la operación de tumbar la estatua. Unos muchachos se subieron y colocaron unas cuerdas en su cuello», afirma.

Según sentencia, la estatua se vino abajo en apenas 30 segundos, lo que produjo un gran jolgorio entre los presentes. Posteriormente, el almirante fue arrastrado por los presentes hasta un teatro, donde los restos fueron colgados de los pies (o «condenados a la horca», como señala el venezolano). Todo, después de que la escultura fuese pintarrajeada. Al final, la policía cargó contra los manifestantes y puso fin a la situación.

El cambio de opinón de Chávez

En palabras de Denis, en principio Chávez se mostró «escandalizado» y el acto fue rechazado por el gobierno. «Fueron unos días de repudio mundial de España, de Italia y del gobierno nacional», añade. Sin embargo, terminó cambiando de opinión. «Luego Chávez tuvo otra actitud. Al año estaba como bajando la histeria y terminó reivindicando de alguna manera la acción», completa.

En 2009 la metamorfosis del líder fue total cuando cargó contra el almirante. «Cristóbal Colón fue el jefe de una invasión que produjo no una matanza, sino un genocidio», señaló.

Más allá del acto (que Denis clasifica de «terrorismo simbólico»), cabe destacar que, desde entonces, se desconoce qué sucedió con la estatua. Una escultura de dos metros de altura que ha desaparecido de la faz de la Tierra.

Lo más curioso no es solo eso, sino que se esfumó después de que -tras ser derribada- la arquitecta María Teresa Novoa evaluase sus daños. Esta experta, por descontado, desconoce qué sucedió con el navegante. «En la Galería de Arte Nacional no está, en el IPC no está, pese al decreto, y en Fundapatrimonio no saben dónde está», ha explicado a la BBC. ¿Dónde diantres está la estatua?

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios