La Legión, duranet el eevnto
La Legión, duranet el eevnto - Juanjo Florensa

Más de 400 personas juran bandera en Melilla ante la enseña de la Legión

Entre los asistentes al evento, celebrado el pasado 30 de septiembre, ha destacado el nieto del fallecido Adolfo Suárez, Adolfo Suárez Flores

MadridActualizado:

El pasado 30 de septiembre Melilla rebosó patriotismo e historia cuando más de cuatrocientos civiles de una veintena de provincias (entre ellas, Tarragona) juraron bandera ante una enseña de la Legión. El evento, en el que no faltaron los vivas a España, contó además con la participación del nieto del fallecido Presidente del Gobierno Adolfo Suárez (Adolfo Suárez Flores), quién no dudó en besar la rojigualda en la misma región en la que su abuelo hizo la mili.

«Participamos 412 jurandos. Fue un acto muy emotivo al que acudieron civiles de toda España. En el ambiente se sentía apoyo de Melilla a España y sus instituciones (entre ellas, la policía y la Guardia Civil). Además, participaron legionarios veteranos y asociaciones culturales de historia militar como la "Retógenes"», explica a ABC Juanjo Florensa, miembro del Centro UNESCO y de la Asociación de Estudios Melillenses (AEM).

El evento se celebró en una explanada ubicada en el centro de la ciudad. Esta acogió al mediodía la jura -o renovación del juramento, en algunos casos-, de 412 jurandos (la mayoríam mujeres). Todos besaron la bandera del Tercio Gran Capitán Primero de la Legión, con sede en Melilla, mientras ondeaban banderas nacionales y se coreaban vivas a España, al monarca, al antiguo Tercio de Extranjeros y al Ejército.

Más de la mitad de los participantes residían en Melilla, mientras que el resto procedía de Albacete, Alicante, Asturias, Baleares, Barcelona, Cádiz, Cantabria, Córdoba, Granada, Guadalajara, Jaén, Las Palmas, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Pontevedra, Sevilla, Tarragona, Vizcaya y Zaragoza.

Nueva normativa

El coronel jefe del Tercio Gran Capitán, Melchor Marín, pronunció primero la fórmula del juramento, antes de que los participantes desfilaran para besar la bandera, frente a una imagen del Cristo de la Buena Muerte colocada en la explanada por los legionarios. La promesa supone un compromiso de defensa de España incluso dando la vida.

Los jurandos recibieron además un certificado al finalizar el acto, al igual que en el resto de juras que se celebran en distintos puntos de España desde que en mayo pasado se modificara la normativa.

Juanjo Florensa

Según la nueva orden del Ministerio de Defensa, «para que no desmerezca la importancia y trascendencia del acto», ya que algunos participantes lo repetían varias veces consecutivas, el juramento solo puede repetirse dentro de un mínimo de 25 años, salvo casos extraordinarios. Por ello, se crea un registro centralizado con los datos de cada jurando tras el evento.

El comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez, presidió el acto acompañado del delegado del Gobierno en la ciudad, Abdelmalik El Barkani, y de la vicepresidenta primera del Ejecutivo melillense, Cristina Rivas, entre otras autoridades civiles y militares.

Juanjo Florensa

La Legión contó con la colaboración de diferentes unidades de la Comandancia General de Melilla, del Gobierno de la Ciudad Autónoma, la Delegación de Gobierno en Melilla y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La jura forma parte de la programación previa al Día de la Fiesta Nacional del 12 de octubre.

Invitado de excepción

La nota de color la puso Adolfo Suárez Flores, nieto del Presidente del Gobierno Adolfo Suárez. Y es que, juró también bandera en la ciudad donde hizo el servicio militar su abuelo como alférez de complemento en el regimiento de Regulares.

Juanjo Florensa

Suárez Flores participó en el acto acompañado de su padre, Adolfo Suárez Illana, que había jurado bandera en el mismo lugar el pasado año. En el acto indicó que fue un «honor» hacer esta promesa en el mismo lugar que su abuelo prestó servicio, y además hacerlo con la bandera de la Legión, «uno de los cuerpos más laureados y queridos y que más brillantes servicios ha prestado a España».