Reportaje

A los cuatro vientos, el sabor del campo a pocos metros de la playa

Por Tamara Ariza,

A los cuatro vientos, el sabor del campo a pocos metros de la playa

En la pedanía tarifeña de La Zarzuela, a cinco minutos de Zahara de los Atunes, existe un pequeño rincón donde el tiempo se detiene para saborear la vida con calma. Lejos del bullicio que conlleva el turismo, la venta A los cuatro vientos se encuentra a caballo entre el campo y la playa, entre el mar y la tierra.

Cuenta con un espectacular horno de leña

Cuenta con un espectacular horno de leña

Pilar Goyoaga y Román Zumelaga son un matrimonio vasco que lleva medio siglo veraneando en la provincia de Cádiz. Empezaron viniendo a El Puerto de Santa María pero un día bajaron a la Costa de la Luz y se enamoraron de Zahara de los Atunes. En noviembre de 2015 decidieron abrir la venta A los cuatro vientos con la idea de ofrecer, principalmente, productos del campo.

Román y Pilar rescataron la venta hace menos de tres años

Román y Pilar, dos vascos enamorados de Cádiz

En su carta priman los productos de temporada. “Le damos mucha importancia a la verdura fresca con la que hacemos guisos tradicionales” aseguran. “Ahora por ejemplo hacemos muchos platos con habas, guisantes y tagarninas”. De ello se encarga Juana, jefa de cocina, que lleva a los fogones recetas de toda la vida dando buena muetra de su experiencia y buen hacer.

Fideos con caballa, un guiso tradicional muy gaditano

Fideos con caballa, un guiso tradicional muy gaditano

Dos de sus mayores atractivos son la parrilla y un bonito horno de leña donde lo mismo se cuecen pizzas que se asan cochinillos. “Vimos que en esta zona no había muchos lugares que hicieran platos a la brasa”, comenta Román, “por eso empezamos a hacer tanto pescados como carnes”.

Una de sus especialidades son las carnes a la brasa

Una de sus especialidades son las carnes a la brasa

De hecho, en la zona gozan de uno de los productos autóctonos más venerados en la comarca de La Janda, la ternera retinta. Todo ello sin desmerecer el pescado fresco comprado a diario en los mercados de Zahara, Barbate o Conil.

El salón , muy luminoso, presenta un estilo rústico pero actual

El salón , muy luminoso, presenta un estilo rústico pero actual

Algunos de sus platos estrella son el pollo de campo con arroz, los camarones fritos con huevos de campo y pimientos asados, las carnes a la brasa (con el punto especial de Paco), y los quesillos que son los corazones de los cardos silvestres servidos a la plancha con ajitos. “En A los cuatro vientos tenemos mucho interés en mantener y recuperar los productos y los guisos tradicionales de nuestra tierra por eso esta primavera los quesillos están en nuestra cocina” señala Pilar.

Camarones fritos con huevos de campo, uno de sus platos estrella

Camarones fritos con huevos de campo, uno de sus platos estrella

Para terminar, un postre casero, también de temporada. Ahora en primavera elaboran torrijas, arroz con leche, leche frita y, su postre estrella, peras al vino.

Y de postre, leche frita

Y de postre, leche frita

Pero quien acude a esta venta no sólo encuentra buena comida, también recibirá un trato familiar y cercano. Como si estuvieras en casa de unos amigos.

El ambiente es cercano y agradable, como en casa de unos amigos

El ambiente es cercano y agradable, como en casa de unos amigos