Reportaje

Su majestad el brunch

Por Carmen Ibáñez Quignon,

Se podrán inventar nuevas técnicas de elaboración, nuevos ingredientes y trampantojos, que muchos llegarán para quedarse entre nuestros aperitivos, almuerzos o cenas.  Pero cuando hablamos de desayunos, los gaditanos somos muy tradicionales. Las mañanas de café y tostadas son insustituibles para muchos, aunque se permitan romper la rutina pasando del aceite a la mantequilla, de la mantequilla al tomate, a la manteca colorá, al paté, jamón… Algunos más innovadores tiran por la vía afrancesada más dulce de croissants o magdalenas. Cuando el gaditano sale de su entorno y visita cualquier hotel –incluso de la provincia- que disponga de un  buen buffet de desayuno, descubre cual Cristóbal Colón, que en América todo es diferente y al parecer, más grande.

El desayuno americano incluye huevos, bacon, salchichas, tortitas… A lo que se le podría añadir muchos más aderezos que en la provincia hasta hace poco, sólo se podía encontrar en  alojamientos turísticos. Para adaptarse a las costumbres de los visitantes, muchas cafeterías y restaurantes gaditanos están incorporando en sus cartas el brunch, un paso intermedio entre el desayuno y el almuerzo que tiene su origen en Inglaterra y se ha documentado por primera vez a finales del siglo XIX.  Se asocia a una comida que se hace en días festivos cuando no hay que madrugar y se puede extender desde las 11 horas a la un del mediodía dependiendo de las costumbres de cada cual.  En Madrid y otras grandes capitales españolas se puso de moda y es fácil encontrar lugares donde tomar el brunch.

Uno de los primeros en introducir en Cádiz esta opción en su carta fue el Restaurante Café Royalty hace un par de años. Cualquier cosa que sirvan en este precioso local de la plaza de Candelaria se convierte en una experiencia muy singular por el ambiente y la decoración, que atraen a visitantes de todo el mundo. El brunch aquí está compuesto por café, zumo, fruta y yogur, tostada, croissant, huevos (a elegir revueltos, fritos, a la plancha, bendictine) con bacon, salchichas, salmón y jamón ibérico, tortitas de arándanos, plátano y chocolate, y una copa de cava como toque especial. Una buena forma de empezar el día y de continuarlo hasta, por lo menos, las cinco o las seis de la tarde.

Compartir el desayuno siempre ha sido una costumbre muy andaluza, y hacerlo con calma y de forma tan completa y sabrosa,  es el futuro de la primera comida del día, también en tierras gaditanas. Por una cuestión de horarios, rara vez nos podemos permitir a largar tanto ese momento, pero durante fines de semana, festivos, mañanas posteriores a celebraciones en las que se ha bebido demás, para trabajadores autónomos o sin horario que pueden disponer más libremente de su tiempo, o incluso para tener un detalle romántico, se dibuja como un momento de disfrute que hasta ahora desconocíamos. En Restaurante Café Royalty lo sirven durante todas las mañanas del año, aunque es más demandado por turistas durante los meses de verano.

Otra señal de que no debe ser mala fórmula, es cada vez más sitios se suman al brunch. Muchos de ellos están en El Puerto de Santa María, en parte por recibir gran número de americanos que están establecidos en la base de Rota o que han decidido vivir allí tras conocer la localidad. La cafetería La Chicha Yeyé frente al castillo de San Marcos, es famosa por sus meriendas y tartas, y también por los ‘brunchazos yeyé’, como ellos mismos los llaman siguiendo su inspiración sesentera.  Está disponible sábados y domingos hasta las 13 horas, y se prepara al gusto, dependiendo de los productos de temporada. Se puede optar por pan, tortitas, huevos con bacon o verduras asadas, acompañadas de café, zumo, e incluso Bloody Mary, que es junto a la Mimosa o el Bellini, uno de los combinados con alcohol que suelen acompañar al brunch.

Brunch yeye

Otro establecimiento que ha abierto recientemente sus puertas, Great Day Coffee, también en El Puerto, cuenta con dos desayunos más contundentes en su carta, el American Breakfast con tortitas, huevo, salchichas, zumo de naranja, café o té y el Great Day Breakfast, con arepa queso, huevo, chorizo, chocolate o te y zumo de naranja. Para los que quieran arriesgarse con algo más potente en la misma localidad, el pub Molly Malone sirve todos los días su desayuno irlandés, que incluye huevos, tostadas y alubias. Y no pueden faltar establecimientos de Rota, como Sedona Bar & Grill, que lo preparan sábados y domingos de 10 a 14 horas a la carta. Otra forma de viajar y quizás, cambiar nuestras arraigadas costumbres mañaneras.

molly malone brunch